Carnaval de las Culturas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Nadie lo dijo mejor que Gandhi. La cultura hace parte de todos nosotros, es esencial para quienes fuimos, somos y seremos. La cultura incluye conocimiento, creencias, artes y tradiciones. Se transmite por medio del conocimiento social; es la habilidad de categorizar y representar experiencias, de actuar de manera creativa.

Entonces, la cultura es una serie de tradiciones y valores. Y, el multiculturalismo es una política ideológica que exalta la coexistencia pacífica y el respeto mutuo de diferentes culturas en un mismo lugar.

La cultura es esencial para nuestro desarrollo individual y colectivo, tanto así que nuestros patrones de conducta, sistemas de creencias, principios y formas de vida derivan de la cultura. Esto quiere decir, según lo entendemos nosotros, que es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento, que con el paso del tiempo han permitido a los seres humanos ser más libres.

El vínculo invisible

Teniendo en cuenta la importancia de la cultura debemos decir que sus expresiones, cualquiera de ellas, crea en nosotros, un vínculo invisible.

Es importante tener en cuenta que las culturas se ven afectadas por el cambio y por la resistencia al mismo cambio. Pueden ser estructuras sociales o simples eventos naturales que hacen parte de la continuidad de las ideas y prácticas culturales.

Teniendo esto en mente, Berlín, la capital germana, ofrece un escenario cultural como ningún otro. El Carnaval de las Culturas es un festival urbana que dura 4 días y muestra las otras caras de la ciudad.

Laura Viera A © Solkes

 

Berlín es una ciudad de contrastes, donde lo viejo se mezcla con lo nuevo, donde lo vintage es mucho más que un estilo de fashion sino que es un estilo de vida, ser verde es entender el mundo y las personas son libres de ser ellas mismas.

El Carnaval de las Culturas (Karneval der Kulturen) celebra la diversidad. Durante el carnaval las calles se convierten en parques para las distintas identidades culturales. Las calles cobran vida entre brochazos de colores, olores y sonidos.

Hay grupos de baile y música (profesionales y principiantes), desde presentaciones anárquicas hasta bailes tradicionales y autóctonos. Aquí, la edad es insignificante, tanto adultos como menores de edad hacen parte del festival en las calles de Kreuzberg.

El inicio del carnaval

Pero, nada ocurre de la noche a la mañana. Todo comenzó hace algunos años. En Octubre de 1993 se inauguró el Taller de las Culturas en Neukölln (barrio en Berlín). Era un lugar donde los 500.000 residentes extranjeros provenientes de 180 países tenían la posibilidad de comunicarse.

Este espacio hizo tanto bien que se generó la necesidad para algo más permanente y grande. Berlín celebró el primer Carnaval de las Culturas en 1996. Se inspire en las fiestas anuales de Londres y Rio de Janeiro.

Berlín era el lugar perfecto para esete evnto. Esta es una crecieete ciudad international. Otro factor que contribuyo al desarrollo de este festival fue que en la década de los 90, Alemania experimentaba una creciente mentalidad nacionalista y racista, la gente reacciono.

En el año 1997, los visitantes pasaron de unos 50.000 a 300.000, luego a más de un millón en el año 2000 y finalmente superando el millón en el 2018. Además, el número de participantes también ha sufrido de un importante incremento, de 2.200 personas a 4.000.

La evolución

Muchas cosas han cambiado desde 1996. Hoy por hoy, más de un millón de visitantes celebran la diversidad en Kreuzberg. Aproximadamente 6 mil artistas de todas la edades y etnicidades presentaran su arte.

Hay cuatro escenarios básicos, cada uno de ellos presentando música de todos los rincones del mundo. Bazaar presenta neo-géneros; Eurasia muestra ritmos de los Balcanes hasta la Raga India; Farafina es escenario para los beats Africanos y Latinauta presenta la Samba, Salsa, Cumbia, Rock Latino y beats Caribeños. Artistas conocidos o nuevos pueden presentarse en cualquiera de estos espacios.

Laura Viera A © Solkes

Hay aproximadamente entre 400 o 500 puestos que venden comida y arte hecho a mano. Eso quiere decir que todas las personas pueden comer algo. Platos y sabores de todos los continentes, desde samosas de Sengal y hamburguesas Coreanas hasta arepas con huevo de las costas colombianas. El espacio esta plagado de aromas de incienso, algodón de azúcar y curry.

El desfile y el medio ambiente

El desfile cuenta con la participación de 4.500 colaboradores que constituyen 75 grupos.

Laura Viera A © Solkes

Estas personas toman las calles de forma activa y  plasman todo tipo de manifestaciones culturales, artísticas, étnicas y musicales. Además, el ambiente del desfile es de complete aceptación e integración hacia los diferentes grupos sociales.

Las agrupaciones que participan son parte de las diferentes asociaciones, iniciativas, escuelas, centros juveniles, teatros, entre otros. El desfile comprende unos 3.5 kilómetros y cuenta con unos de 600.000 a un millón de espectadores anuales.

La ruta es la siguiente: comienza en el Yorckstraße con Möckernstraße, continua por toda la Gneisenaustraße hasta llegar a Hasenheide. El recorrido termina en Karl Marx Straße.

Hay que tener en cuenta que dentro del marco del carnaval se producen grandes cantidades de basura, desperdicios y gasto energético importante, lo que se traduce en un fuerte impacto medioambiental.

Es por ello que los organizadores trabajan para convertir los Carnavales de las Culturas en una celebración de bajo impacto ambiental y realizar el evento de forma más sostenible.

Agradeciendo la fusión

El carnaval es un lugar para la heterogeneidad, un hibrido de identidades y pluralismo. El propósito del carnaval siempre ha sido celebrara la diversidad y darle visibilidad a las minorías. En otras palabras: la construcción de una ciudad basada en la inclusión.

Muchas personas piensas que el único grupo de residentes extranjeros son Turcos. Pues, aunque has muchos (Berlín es la segunda ciudad con más población turca después de Estambul), esto es una apreciación equivocada. Personas de todos los rincones viven acá. Mas aun, se estima que 950 mil personas que viven es esta cuidad tienen un trasfondo migratorio lo cual quiere decir que un 27.4% de las personas que residen en Berlín no son Alemanes y tiene un ADN hermosamente mezclado.

Con este Carnaval de las Culturas anual, Berlín celebra la multiculturalidad. Los cuatro días de festividades terminan con un desfile por Kreuzberg. Más de 80 grupos se vuelcan a las calles para presentar sus raíces su herencia cultural. El Carnaval de las Culturas está abierto para todos y para todas las expresiones culturales. Es una plataforma de fortalecimiento. Esta es una fiesta camaleónica, un mosaico fragmentado, una ciudad para todos.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario