Una conversación con Guillermo Londoño

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Guillermo Londoño, ha dedicado su vida entera al cine y al teatro. Ahora, nos cuenta sobre una pasión que vive en su piel, que se siente con cada mirada, con cada paso, con cada palabra… su trabajo hace parte fundamental de su vida… de un lenguaje que para él resulta natural… “teatro cinematográfico”. El resultado no es una entrevista al uso, sino una conversación abierta.

Vocación teatral

Su vocación teatral surge desde que era muy pequeño. Sin embargo, es en momento en el que termino el colegio la decisión de entregar su vida al arte fue radical. Y, aunque sabia que tenia un talento nato, consideró que era necesario educarse, pulir su talento para ser cada vez mejor. Audicionó para el IUDET (Instituto Universitario de Teatro) donde años mas tarde se gradúe de Licenciado en Teatro Mención Actuación.

Es un hombre que se ha tomado el tiempo y dedicación para formarse y pulir su talento. Algunos de los cursos formativos que ha realizado son: en 2001 el Taller de entrenamiento actoral dictado por la Compañía Off (Francia); en 2002 el Taller dictado por Pepe Vásquez (Uruguay) Grupo “Deabru Beltzac” (España) Taller de Estudio Teatral del “Teatro del Contrajuego” el Director Frank Castorf (Alemania).

Guillermo Londoño © Solkes

Las artes escénicas son formas del arte usadas para proyectar por medio de voces o movimientos algún tipo de expresión. Una de las disciplinas más importantes es la de actuación y el teatro es la rama que se encarga de ello. En el teatro todo es más grande, esa más resaltado y aunque actuar en el teatro requiere las mismas cualidades de quién actúa en pantalla es necesario tener un poco de formación extra para destacar.

Guillermo Londoño es la viva personificación del trabajo constante y tenaz. De no rendirse. El secretro de sus logros se evidenciaron durnate nuestra charla: la persistencia y dedicación en todo lo que hace.

El teatro entró en su vida y lo tomo por completo. Es el espacio de experimentación en donde puede ser absolutamente libre desde lo creativo. En donde no esta ceñido a una estructura.

Trabajo constante y tenaz

Solkes: Quisiera que me contaras sobre algunas de las experiencias que más te han marcado…

G. Londoño: Buenas muchas…recuerdo en especial una situación prácticamente mágica que viví al comienzo de mi carrera en cine. Mi madre me regaló un libro de Cine que le dio un Señor que vendía libros debajo de un puente y le dijo que yo iba a ser un gran actor de cine. Al siguiente día me llamaron para hacer mi primera película. Mi mamá busco a este hombre después y nunca el puesto de venta estuvo allí!! el hombre no existió!!Podría hablar de muchísimas experiencias maravillosas…el cine es mi vida!! Por otra parte hablarte de cosas malas…pocas realmente, pero en especial una de mis ultimas películas por no haber escuchado antes a mis amigos, haber trabajado para un ser carente de cualquier tipo de humanidad y profesionalismo.

Guillermo Londoño © Solkes

Me deja muy claro que el artista es una figura pública lo que hace tener una mayor cantidad de seguidores y por esta misma razón es importante dar el ejemplo adecuado.

Solkes: ¿ Porque hiciste una transición del teatro hacia el cine? Era algo que siempre habías planeado o fue más una progresión por tu trayectoria profesional?

G. Londoño: Fue el resultado de una búsqueda y un deseo. En algún momento de mi vida en Venezuela llevaba una carrera exitosa a nivel teatral, trabajando con parte de los mejores grupos del país y los mejores directores, tenía un gran reconocimiento como actor teatral siendo muy jóven. A pesar de amar el teatro había algo que me faltaba a nivel interno, que era el sentir absolutamente en escena sin tener la conciencia que debía proyectar mi voz y exagerar mis movimientos para que el espectador los vea, esa es parte de la magia que le permite el cine al actor.Luego de pasar el acontecimiento ya dicho con el libro, de una conversación de decreto con uno de mis angeles Greisy Mena (Actriz), la guía de mi amigo Laureano Olivarez (Actor) la formación de mi maestra Elia Schneider, llega Beto Benites a quién considero como un padre que es el que me llama para mi primer trabajo en Cine (Ciráno Fernández de Alberto Arvelo).

La fusión de ambos lenguajes implica el conocimiento de ambos lenguajes. Etonces, el paso de teatro al cine fue uan porgresión más que natural. Como es obvio, las personas tenemos una capacidad de integración y adaptación admirable, características necesaria en este mundo.

Este venezolano es un hombre cálido, leal a sus amigos y a su familia. Metas, como me lo dijo él, tiene miles. Entre las cuales se encuentran dirigir sus propias historias, publicar un libro y actuar en el cine americano, me seduce también infinitamente el español.

Haciendo cine

Por otro lado, tiene planeado comenzar hacer Cine de habla Hispana en EEUU. Es un mercado prácticamente inexistente, ya existen varios proyectos en puerta. A mediado plazo hacer co – producciones EEUU – Venezuela y poder apoyar mi país desde el aspecto ejecutivo que tanto lo necesita. A largo plazo quiere mudrase a Los Ángeles y comenzar mi carrera como actor en el mercado americano.

Solkes: Para ti, ¿que es lo más difícl de dirigir?

G. Londoño: Manejar los egos, saber tener paciencia y guardar la calma. El set es uno de los sitios mas tensos que conozco, debemos aprender a que cada ser humano es distinto y todos tenemos tiempos, energías, formas de hacer las cosas distintas.

Solkes: ¿Que te gustaría haber sabido hace algunos años que has aprendido con el pasar del tiempo?

G. Londoño: Aprender a tomar tiempo para mi un poco mas, vivir un poco mas para mi mismo.

Guillermo Londoño © Solkes

Solkes: ¿Si pudieras viajar en el tiempo, que consejo te darías ?

G. Londoño: Nunca guardarme cosas que deben saber las personas que quiero,así sea por tratar de protegerlas… el momento indicado el 99% de las veces es de inmediato.

Solkes: ¿Si no hicieras cine y teatro, que harías?

G. Londoño: Sería cantante…lo tengo en mi bolsillo.

Esta carrera es dificil, ningúna es fácil, pero esta tiene un cierto grado más de dificultad. Es para personas con fortaleza interna ya que son muchas las tempestades que se deben enfrentar. Es necesario resistir. Las dos actividades (teatro y cine) se alimentan entre ellas mismas, es un simbiosis y las adora ambas. Londoño siempre esta buscando una analogía para que esta comparación termine y ha llegado a una conclusión: actuar para cine es como estar en un estudio de grabación y en teatro es como un concierto. Por esto mismo estoy feliz luego de hablar con Londoño…él es un hombre con vocación, que se ha dejado fascinar por el arte, las tablas y el cine. El cine es la forma artística de expresión al que conduce su alma.

No hay bibliografía relacionada.

Leave a Comment