Libertad y Movimiento

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Hace algún tiempo tuve la oportunidad de concoer a Andrea Ochoa. Una mujer entregada al arte de la danza contenporanea. Ella es una bailarina que quiere expresar una idea, un sentimiento o una emoción.

La danza contemporánea

Ahora bien, antes de sumergirnos en la vida de esta artista es preciso puntualizar que es la danza contemporánea. Lo primero ha saber es que la danza contemporánea surge como una reacción a las formas clásicas y probablemente como una necesidad de expresarse más libremente con el cuerpo.

La danza, como las otras artes, ha tenido grandes cambios estéticos durante toda su historia. En los últimos cincuenta años la investigación y la búsqueda de nuevas formas de expresión han conducido a la danza por diferentes caminos. Este es uno de los caminos de la danza contemporanea.

Teniendo en cuenta su pasión por la danza y las ganas que sentía por expresarse, Andrea Ochoa, Paulina Avellaneda y Carolina Caballero fundaron ConCuerpos. La idea era trabajar desde el campo artístico, pedagógico y de investigación académica, para que las personas tuvieran la posibilidad de explorar por medio del movimiento.

Yeremy Vega © Solkes

Rapidamente, ConCuerpos se convirtió en la compañia pionera Colombiana en cuanto a la escena de la danza contemporánea. Ellos logran integrar tanto a personas con y sin discapacidad en su trabajo creativo. Esta integración de los cuerpos sin barreras es uno de los logros más grandes de Ochoa.

La bailarina

Ella ingresó al mundo artístico como adulto, lo cual no es lo usual. Todo ocurrió mientras estudiaba Psicología en la Universidad Nacional se encontró con el mundo de la danza contemporánea.

Andrea Ochoa © Solkes

Después de terminar su carrera se formó como bailarina tanto en la “Fundación Danza Común” y en el proyecto “Centro de Experimentación Coreográfica”. Pero, sentía que debía desarrollarse más como bailarina. Por eso, realizó durante seis meses una pasantía sobre danza inclusiva en Londres. Su continua exploración por la danza inclusiva, la improvisación y la video danza.

Mientras hablamos me enteré que Andrea creció como muchas otras personas con padres provenientes de distintas latitudes. Su padre es colombiano y su madre es Polaca.

Y, si entramos en detalles, su nombre también lo es: Laisvie Andrea Ochoa Gaevska. Verla moverse es ver como le rinde homenaje al mejor regalo que su madre le dio, así lo asegura ella, le dio la libertad desde el primer momento y se lo “regalo” en su nombre.

El mundo y el trabajo de Andrea es un movimiento continuo. Es voluntad pura. Para Andrea, su trabajo es la oportunidad de sentirse parte de algo mucho más grande. Para tener resultados de verdad la danza debe hacer que las personas sean objeto y sujeto.

Es cierto, Andrea y yo, nos conocimos en Berlin mientras ella hacia parte de hacer parte de la coreografía de Isabelle Schad. En ese momento, hablar con ella, fue un placer. Ver como una Colombiana revolucionaba el mundo de la danza en nuestro país y se educa y es respetada como artista en otros países me lleno de orgullo.

Mi nombre significa libertad, es un gran regalo que mi madre me dio.

– Andrea Ochoa –

Ahora, el placer de nuestro re encuentro me da la inmensa oportunidad de ver como ha continuado su creciemiento personal y profesional. Oportunidad que no iba a desperdiciar.

Sin quererlo, le pregunte miles de cosas. Yo, tenía muchas ganas de saber como habia evolucionado, que había ocurrido.

Laura Viera A: ¿Hace cuánto llegaste a Amsterdam?

A.Ochoa: Estoy viviendo en Países Bajos desde agosto del 2017, de hecho en una ciudad que se llama Utrecht y viajo mucho a Rotterdam, Amsterdam y Tilburg. Vine acá pues encontré la maestría que estoy haciendo y me gustó mucho su visión y estructura. Se llama Co-creation of Movement Master of Arts (COMMA) y tiene una visión muy aplia de lo que es el trabajo coreográfico y el movimeinto creativo. Por ejemplo, no todos mis compañeron vienen de la danza sino que hay algunos que vienen del circo y otros de la danza comunitaria. También hay un énfasis muy fuerte en que el programe se adapte a los intereses de cada quien, por lo que demanda mucho trabajo independiente y autónimo. También me gusta mucho que aprendemos a ser investigadores artísticos, por lo que el trabajo creativo es sumamente importante y el trabajo teórico se desprende de la práctica.

Zoad Humar © Solkes

Dejando Colombia y enseñando

Laura Viera A: ¿Porqué te fuiste de Colombia?

A.Ochoa: Decidí salir de Colombia un rato pues estaba bastante agobiada por la situación política y de violencia. Necesitaba descansar de las cargas tan pesadas que se llevan viviendo en un contexto tan fuerte. También, con el interés de fortalecer mi voz como creadora pues el trabajo de ConCuerpos tenía una gran parte administrativa que a veces me alejaba de la creación como tal.

Me encantó saber que ahora es profesora de danza. Quiero dejar en claro que aunque Ochoa se encuentre actualmentre en Países Bajos, mantiene una vinculación muy fuerte con Colombia y con el movimiento de la danza que según ella es maravilloso y muy prolífero. Ha tenido la oportunidad de valorar mucho lo que hace y la forma en la que lo lleva a cabo.

Andrea Ochoa © Solkes

Cree que en Colombia hay un desarrollo creativo e investigativo muy profundo y una fuerza vital increíble. También es muy especial el sentido de comunidad y de trabajo colaborativo que caracteriza a los colombianos.

En el 2019, uno de sus planes es poder dar el taller de Formación a Formadores en Danza Inclusiva que ConCuerpos ofrece anualmente. Es el taller más especial que ofrecen ya que se trata de compartir nuestros aprendizajes e inspirar a otros para que el trabajo desde la inclusión con la danza siga creciendo en Colombia.

Laura Viera A: ¿Para ti que es clave en tu relación con los estudiantes?

A.Ochoa: Intento siempre hacer que cada clase sea muy divertida, que halla mucho sudor e incentivar el desarrollo del pensamiento a través del movimiento. Hago mucho énfasis en conectarse con el tiempo presente y con las demás personas teniendo una mente abierta, un corazón abierto y un cuerpo abierto.

Para Andrea la danza contemporánea ofrece un poco de algo para todos. Lo importante es que la danza contemporánea se ha encargado de ir rompiendo los imaginarios, las barreras en el mundo del baile.

Para ella es una alternativa a la violencia que nos identifica y que nos abre las puertas al mundo.

Sigue bailando porque no se imagina sus días sin hacerlo. Si ella no bailara, estaría en un vacío, sin esa conexión intensa con el arte, con su cuerpo y espíritu.

Laura Viera A: ¿Cómo ves la escena de la danza en Colombia? Cómo está con respecto a la escena internacional?

A.Ochoa: Veo que la escena de la danza en Colombia es maravillosa, muy nutrida y con unas investigaciones muy profundas. Creo que hay mucho que desde allá se puede venir a compartir y a enseñar acá en Europa. En Colombia, y en general en Latinoamérica, culturalmente tenemos una relación muy cercana con nuestro cuerpo, con el contacto, con el movimeinto y con la danza. Eso hace que las exploraciones sean muy auténticas y abiertas.

Por cada movimiento

Laura Viera A: ¿Planes a futuro (corto, mediano y largo plazo)?

A.Ochoa: Por ahora estoy enfocada en acabar mi proyecto de maestría que presento en Julio. También ando trabajando en la pre-producción de una obra interdisciplinar y de co-creación con otros artístas que he conocido en un sitio de Rotterdam muy especial que se llama Tante Nino. Es una casa, galería, escenario, cocina de una mujer Georgiana y su esposo Holandés que reune personas muy especiales al rededor de sus exibiciones, muestras de cine y comidas suculentas.

La danza es arte, es pasión, es la sangre que hace el cuerpo hervir en segundos. Es un lienzo para que la razón pierdas los estribos, para que el cuerpo retumbe con el sonido o el silencio. “bailo porque me reta, me sorprende y me potencializa. Siento el poder de la danza”.

Desde hace algún tiempo ha integrado a su práctica coreográfica el uso de video proyección en vivo. Es algo como micro-mapping proyectando en el cuerpo de los bailarines o en otros objetos.

Andrea Ochoa © Solkes
Yeremy Vega © Solkes

Pasó de hacer video danzas a usar el video en escena, pero manteniendo un enfoque cinematográfico y no computacional.

Esto significa que no trabaja desde el desarrollo de mecanismos interactivos sino que es ella quien manipula el video, la que interactúa con las acciones.

El baile y las artes escénicas en general nos permiten crear una revolución tras otra. Para cambiar o mejorar la actualidad artística de Colombia haz que tener verraquera, empuje y determinación. Rendirse no puede hacer parte del vocabulario. Es necesario estar siempre activo, mutando, formando y adaptamdo. La historia de la danza contemporánea colombiana ha sido más bien corta pero esta empapada de sudor, pasión y entrega por el movimiento. Artistas como Andrea están colaborando a que la danza contemporánea deje su propia huella.

No hay bibliografía relacionada.

Leave a Comment