Los harapos de tu amor

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Querida compañera de mis días:

Pensar que llegué a creer que era cierto que tus ojos guardaban una ilusión escondida cuando nuestras miradas se cruzaron por primera vez; que bastaron pocos días para que siguiera paso a paso el contoneo embrujador de tus caderas; que cuando sentí tus labios ansiosos de amor, con tu primer beso me animé a creer en el amor; que ni siquiera sé hasta cuando seguiré repasando los soles y las lunas de una época en que creímos sembrar para siempre el amor entre sensaciones del corazón de la carne, cuando sellamos nuestra alianza en un lecho para tejer ilusiones y hablar por primera vez de nuestra vejez.

Contrario a lo que me negué a creer, llegó el momento de nuestra despedida, después de un tiempo que te niegas al soborno de mis caricias y mis besos, por lo que resolví hacer mi equipaje, como quizás lo anhelaste siempre. Bien sabes que traté de salvar nuestra relación decadente, como la volviste cuando empezaste a pensar exclusivamente en ti y a dar rienda suelta a tu soberbia.

Nessa Twix © Solkes

Debo reconocer que pudo más el egoísmo, porque no supiste priorizar, y te dejaste llevar por los compromisos que demandaban todo tu tiempo.

Aunque ya no es momento de pesar las tristezas ni de medir las esperanzas, sin que importe tampoco si afuera llueve o mi corazón esté hecho un diluvio, para ser justo por haber compartido todo este tiempo junto a ti, creo necesario que dejemos clara la forma como debemos repartir lo que realmente cuenta entre nosotros. Por eso te planteo lo siguiente:

COSAS CON LAS QUE ME QUEDO:

1. Las caricias que dejaste sobre mi piel, los besos tuyos sobre mi cuerpo y las promesas de tu amor diluido por el viento.

2. Me llevo los recuerdos para enhebrarlos en una melodía que te absorba toda, para no dejar en el olvido lo que fue contigo aquella época de entrega total, de injerto feliz y de fe.

Nessa Twix © Solkes

3. Me quedo con mis gritos mudos al amor y al desespero que esperaron tu cambio.

4. Me llevo el cansancio de quererte siempre.

5. Aunque me voy con el brillo de mis ojos oscurecidos por la desilusión, no te dejo como quisieras, mis hombros humillados por el desamor, ni mi cabeza desgreñada entre nubarrones de melancolía.

6. Me voy con el desencanto de nuestro amor que surgió en algún amanecer cuando el espeso sabor de trapo nos secó la boca y nos impidió dar los buenos días.

7. Me voy con mis palabras al viento, aquellas que cuando yo te hablaba, te permitían quedar en el vacío, como si miraras un nada gris, que te fue tragando lentamente.

8. Me llevo la tristeza porque no dejaste que fuera lo que ha debido ser nuestro amor.

9. Me llevo la indiferencia en que resolviste cocinar a fuego lento mi amor.

10. Me voy con mi locura y obsesión de recorrer toda la vida al lado tuyo.

11. Me voy con mis neuras y el reconocimiento de todos mis errores.

Nessa Twix © Solkes

COSAS CON LAS QUE PUEDES QUEDARTE:

1. Puedes quedarte las inquietudes que amarrarán tus pensamientos después de leer esta nota.

2. Tu testimonio de experiencia para acabar con lo nuestro.

3. El sueño de tus ambiciones de incierta realidad.

4. Como no me interesa, quédate con tu ímpetu que tantas veces has tenido en la mirada altiva. Quédate también con el desprecio reflejado en tu semblante adusto de las últimas semanas…

5. Te dejaré mi olvido, que con los días será como un grito que pesará sobre tu alma.

6. Te dejo el vacío de nuestro lecho, mientras el tiempo sino las circunstancias empiezan a borrar los jeroglíficos estampados en aquellas sabanas de pasión.

7. Quédate con el tiempo que no permitiste para nutrir nuestra relación.

Nessa Twix © Solkes

8. Te dejo de todo corazón, la esperanza hecha realidad por mi partida de tu vida…

Conociéndote como te conozco, ya te habrás dado cuenta que más son las “cosas con las que quedo” que las “cosas con las que puedes quedarte”. Pero piensa que en justicia lo que llevo es poco, porque tú robaste mi corazón. Por eso en verdad me voy con lo único que de verdad me dejaste: Los harapos de tu amor.

Discúlpame por haber dejado de mencionar el punto más importante para ti: Respecto a lo que hemos adquirido y compartido durante nuestra convivencia, no te preocupes, eso es lo material, son sólo objetos. De eso hablaremos después…Tu EX-CLAVO.

 

No hay bibliografía relacionada.

Leave a Comment