La hipocresía de la pandemia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Todos los días, a las seis de la tarde y sin falta, el presidente colombiano, el señor Iván Duque es el anfitrión de un especial televisivo dedicado a la respuesta ante la crisis del coronavirus. El programa ya completó más de 100 emisiones desde su inicio en el mes de marzo. Aunque a mi gusto es un poco excesivo, la idea detrás de este especial televisivo es mantener a las personas enteradas de lo que está ocurriendo con respecto al Covid-19.

Betty © Solkes

 

La vida en cuarentena

Empecemos por decir que el Aislamiento Preventivo Obligatorio en Colombia es un periodo de distanciamiento físico y social que se ha desarrollado durante la pandemia de COVID-19. En el se incluyen un conjunto de medidas sanitarias y cambios de rutina diaria a nivel económico, social y político con el fin de controlar la crisis sanitaria.

Seamos claros frente a este aspecto, según la FAO ( Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura ) se estima que en Colombia 2,7 millones de colombianos, es decir, el 5.5% de la población está en riesgo de desnutrición, siendo los niños menores de 5 años quienes tienen mayor riesgo de vulnerabilidad.

Este periodo, el del aislamiento, comenzó a regir el 25 de Marzo del 2020. Inicialmente se decretó por 19 días, pero se ha ido extendiendo por fases.

 

Intentando reabrir el país

Y, pues después de meses y meses de cuarentena obligada el gobierno ha decidido que hay que empezar a recuperar de manera gradual la vida productiva del país. Eso es entendible ya que nadie puede aguantar viviendo a punta de aire y de acabar los pocos ahorros que se tienen. En Colombia son muchas las personas que no logran ahorrar ya que todo privado y la economía informal en el país es inmensa.

Siendo más específicos, desde el 4 de mayo de 2020 se inició el plan de apertura para algunos sectores de la industria como la manufactura y la construcción. Al día siguiente, se anunció la extensión de la cuarentena por dos semanas más.

Betty © Solkes

 

El 28 de mayo se extendió el aislamiento hasta el 1 de Julio. El 23 de Junio se extendió hasta el 15 de Julio y se agregaron más excepciones para la apertura de nuevos sectores económicos. El presidente anunció el 9 de Julio, que se extendería el período de aislamiento, y esta vez sería hasta el primero de Agosto.

Algunas de las excepciones son:
** El desarrollo de actividades físicas, de ejercicio al aire libre y la práctica deportiva de manera individual de personas que se encuentren en el rango de edad de 18 a 69 años, por un periodo máximo de dos (2) horas diarias.
** El desarrollo de actividades físicas y de ejercicio al aire libre de los niños mayores de 6 años, tres (3) veces a la semana, una (1) hora al día.
** El desarrollo de actividades físicas y de ejercicio al aire libre de los niños entre dos (2) y cinco (5) años, tres (3) veces a la semana, media hora al día.
El desarrollo de actividades físicas y de ejercicio al aire libre de los adultos mayores de 70 años, por un periodo máximo de dos (2) horas diarias.
** El funcionamiento de la prestación de los servicios de vigilancia y seguridad privada, los servicios carcelarios y penitenciarios.
** Las actividades del sector de la construcción, ejecución de obras civiles y la remodelación en inmuebles, así como el suministro de materiales e insumos exclusivamente destinados a la ejecución de las mismas.
** Las actividades de las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y organismos de seguridad del Estado, así como de la industria militar y de defensa, y los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación y el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.
Servicios de peluquería.
** El funcionamiento de las comisarías de familia e inspecciones de Policía, así como los usuarios de estas.

 

Betty © Solkes

Entonces, como nos podemos dar cuenta hay hipocresía hasta en la cuarentena misma ya que ¿de que sirve una reglamentación para el aislamiento con fines de mitigar una pandemia sanitaria si hay más de 35 excepciones a la regla? ¿En la cabeza de quien cabe esto?

Es simple: si no se puede salir, no se puede salir. Si toca usar máscara, hay que hacerlo. Si toca desinfectar y mantener la distancia ¡no hay otra opción! ¿Porqué hay tantos permisos para durante un aislamiento obligatorio?

Para impulsar esa reapertura, el mandatario colombiano organizó el día sin IVA. Se planteó como tres días en los que los colombianos podrían comprar mayoritariamente electrodomésticos sin tener que pagar el iva. El primero de los tres días fue el 19 de junio, luego el 3 de Julio y la tercera jornada que se tenía que desarrollar el 19 de Julio fue cancelada.

“Lo que hacemos es extender el concepto de Aislamiento Preventivo Obligatorio hasta el 1° de agosto, pero con unas modificaciones que son importantes en lo que tiene que ver con recuperación de vida productiva y también de otros espacios de calidad de vida”, así lo aseguró el Jefe de Estado, el sr. Ivan Dique.

 

En teoría, este día (día sin IVA), es un sueño para cualquier persona que quiera comprar. Pero, en medio de una pandemia sanitaria este concepto, de una día sin iva, debe ser bien manejado o termina en catástrofe… y lastimosamente eso es lo que ocurrió.

 

El fatidico dia sin IVA

Desde muy tempranas horas del viernes 19 de junio (primer día sin IVA), centenares de personas se agolparon en diferentes centros comerciales del país para aprovechar la jornada del día sin IVA. En las filas se encontraban todo tipo de personas: aquellas que sabían con exactitud lo que comprarían y otras que simplemente estaban ahí para ver que podrían comprar. Fuera como fuera, las personas por fin tenían una excusa para salir de sus casas luego de meses de encierro.

“Yo fui al Exito de Unicentro en Cali. Sabía exactamente lo que necesitaba. Compre un Computador.” – Andrés Abadía –

Estamos en un mundo absurdo.. aglomeraciones en medio de una pandemia en la que es obligatorio el distanciamiento, las máscaras y la desinfección.

Resulta un poco absurdo pensar que la gente cree que por ponerse la máscara y desinfectarse la mano está a salvo inclusive si tiene a cientos de personas a su alrededor. ¿La gente no ha entendido que este virus se transmite por el contacto y que si una persona lo tiene y toca una superficie inmediatamente se queda ahi?

 

Y, como si no fuera poco, en Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, cinco personas que estaban a la espera del resultado de sus pruebas salieron de compras ese día y a los pocos días sus resultados dieron positivo. Obviamente no hay forma de saber a cuántas personas habrán infectado porque tenían permiso para ir a comprar.

“La verdad es que si hubo mucho desorden en el primer día sin Iva. Muchas aglomeraciones, no hubo controles de bioseguridad.”- Andrés Abadía –

Hay que tener en cuenta que en épocas de distanciamiento social, las caóticas multitudes en tiendas y centros comerciales de varias ciudades marcaron esta jornada, con fotos y videos que inundaron las redes sociales y obviamente el gobierno recibió millones de críticas.

En realidad, la situación es absurda, como mínimo! Para qué han obligado a las personas a estar en aislamiento obligatorio, sin poder salir de casa, sin poder trabajar, ¿para que han creado el pico y cédula o el pico y género si abren los comercios de manera irresponsable sin poder garantizar la seguridad de compradores y vendedores? ¿cual es el punto?

En todo el país se registraron 85 aglomeraciones, según el balance del Ministerio de Comercio.

 

Betty © Solkes

El presidente, el Sr.Duque, admitió que hay cosas que salieron mal y que se debe aprender de ellas para el futuro! eso es un poco ridículo!

Perdon por el atrevimiento pero la lección no es para el siguiente dia, Sr. Duque… la lección es que con la vida y salud de las personas no se juega. Usted lo ha dicho en repetidas ocasiones ¿y entonces que paso? Sabemos que hay que reactivar el país, sabemos que necesitamos abrir nuestros negocios pero ¿a cuesta de nuestra salud?

No se les pudo ocurrir hacer la jornada online? Claro, no todo los colombianos en el país tienen acceso a internet pero entonces se pudo organizar durante una semana entera para que las personas que tengan acceso a internet y las que no pudieran ir a comprar sin tener que embutirse como sardinas.

El viernes 3 de Julio se se llevó a acabo la segunda de las tres jornadas sin el IVA con las que se ha comprometido su Gobierno. La tercera jornada fue cancelada.

Tengamos en cuenta que Colombia ha sido un país que ha hecho esfuerzos inhumanos, y muchos de ellos para intentar mantener contenido la covid-19 y pues por ir a comprar cosas no podemos parar de cuidarnos.

 

Caos en el sector gastronómico y bares

Entonces, uno de los muchos problemas es que por obvias razones las medidas de distanciamiento social han obligado que el sector gastronómico y entretenimiento se mantenga cerrado. El miedo a un posible contagio permanece latente. Se considera, que los restaurantes son algunos de los establecimientos en donde puede existir una mayor propensidad al contagio del virus.

Según el numeral 3 del artículo 5 que aparece en el decreto 749, «los establecimientos y locales gastronómicos permanecerán cerrados y solo podrán ofrecer sus productos a través de comercio electrónico, por entrega a domicilio o como entrega para llevar».

Una de las rostros de esta situación es Karen Cardona, gerente de los restaurantes De Toluca y La Costillería en Cali.

L.Viera: ¿hace cuánto tienen los restaurantes?

K. Cardona: nosotros llevamos 15 años en le mercado y esto es un negocio familiar.

L.Viera: felicitaciones, eso es todo un logro. Karen desde que empezó esta época de aislamiento preventivo en el país, ¿qué es lo que ha cambiado, desde que empezó hasta ahora?

K. Cardona: en enero, febrero teníamos 4 puntos ahora solo tenemos 2 puntos no mas. nos han cerrado, no podemos atender. En un principio no podíamos atender domicilios, después nos dieron la oportunidad de hacerlo pero muchos de los restaurantes no es el fuerte. Tenemos grupo en vivo, mariachis toda la decoración mexicana. Nosotros teníamos domicilios pero no era el fuerte. Así como nosotros les pasa a muchos restaurantes que su fuerte es el entretenimiento y que la gente paga digamos un valor agregado por esa parte del entretenimiento

L.Viera: ¿se logra vivir con solo domicilios?

K. Cardona: realmente los domicilios hacen escasamente el 10 por ciento de lo que vendemos generalmente y que no genera tampoco la buena experiencia que pueden vivir en cualquiera de los puntos.

El gobierno había dado el visto bueno para el desarrollo del plan piloto en distintas zonas gastronómicas de la ciudad entre las que estarían los barrios El Peñón, San Antonio, Granada, Ciudad Jardín y los negocios del sector de la Calle 9 con Carrera 66.

En el piloto gastronómico iban a participar 25 restaurantes de Cali en el sector del Parque del Perro. Personas que no habían tenido ingresos durante mese, invirtieron preparando todo para poder ofrecer una excelente experiencia y servicio pero fue aplazado por determinación de las autoridades locales. Pocas horas antes de que iniciara el evento se canceló. El motivo era que los índices de contagio en la ciudad había aumentado.

Lentamente y con el paso de los días vemos como hay una hipocresía en el tema de protocolos frente a la crisis sanitaria. El motivo por el cual nos atrevemos a decir que es un poco hipócrita es simple: los protocolos son claros en que se debe mantener el distanciamiento, se debe desinfectar los elementos e insumos de uso habitual y las superficies, entre otros.

Karen Cardona © Solkes

Y, yo quiero saber quien controló esa limpieza de superficies, de la manipulación de objetos durante el día sin IVA. La respuesta es que nadie, ya que cuando abrieron las puertas de los almacenes la horda de gente irrumpió. ¿Porque en las salas de eventos si se desarrollan fiestas de 15 o matrimonios? ¿Quién controla en ese momento?

El protocolo de normas de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia de covid-19 fue emitido por el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia a través de la Resolución 666. Cada sector debe adaptarlo a sus necesidades.
Está claro que el protocolo de bioseguridad está orientado a minimizar los factores que pueden generar la transmisión de la enfermedad. Estas normas deben ser implementadas por empleadores y trabajadores del sector privado y público. Se divide en tres grandes partes.

La responsabilidad de los empleadores:

Deben capacitar a sus trabajadores y contratistas vinculados mediante contrato de prestación de servicios o de obra las medidas indicadas en este protocolo.
Deben adoptar medidas de control administrativo para la reducción de la exposición, tales como la flexibilización de turnos y horarios de trabajo, así como propiciar el trabajo remoto o trabajo en casa.

Deben reportar a la EPS y a la ARL correspondiente los casos sospechosos y confirmados de covid-19.

Incorporar en los canales oficiales de comunicación y puntos de atención para brindar información de la enfermedad.

Apoyarse en la ARL en materia de identificación, valoración del riesgo y en conjunto con las EPS en lo relacionado con las actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Proveer a los empleados los elementos de protección personal que deban utilizarse para el cumplimiento de las actividades laborales que desarrolle para el empleador.
Promover el uso de la aplicación CoronApp para registrar en ella el estado de salud de los trabajadores.

La responsabilidad de los trabajadores:

Cumplir con los protocolos de bioseguridad adoptados y adaptados por el empleador o contratante durante el tiempo que permanezca en las instalaciones de su empresa o lugar de trabajo y en el ejercicio de las labores que esta le designe.
Reportar al empleador o contratante cualquier caso de contagio que se llegase a presentar en su lugar de trabajo o su familia. Esto con el fin de que se adopten las medidas correspondientes.
Adoptar las medidas de cuidado de su salud y reportar al empleador o contratante las alteraciones de su estado de salud, especialmente relacionados con síntomas de enfermedad respiratoria y reportar en CoronApp.

El protocolo de bioseguridad

Un uso adecuado de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento físico. Se deben fortalecer los procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies, equipos de uso frecuente, el manejo de residuos producto de la actividad o sector, adecuado uso de Elementos de Protección Personal-EPP y optimizar la ventilación del lugar y el cumplimiento de condiciones higiénicos sanitarias.
El uso de guantes es recomendado si se van a realizar actividades de aseo o si se van a manipular elementos como residuos. Para las demás actividades, los lineamientos establecidos por Minsalud determinan el lavado de manos con agua, jabón y toallas desechables.

“qué seguridad tengo yo cuando voy a un centro comercial o a un almacén de cadena, ellos tiene los protocolos de seguridad para hacerlo? Lo que ellos hacen es tomarte la temperatura y los datos en la entrada, mirar que tengas pico y cédula y nada más. Pero quien controla en los pasillos que no se toquen los productos, el distanciamiento, nadie!”

 

L.Viera: ósea, ¿podrían abrir las puertas y aplicar las medidas de control?

K. Cardona: entonces, digamos que si. nosotros podemos hacerlo porque siempre se ha aplicado unos protocolos de seguridad. obviamente ahora deben ser mucha más estrictos y rigurosos pero si estamos preparados para hacerlo. Para nosotros los cambios son mínimos, nos toca obviar mesas para poder garantizar el distanciamiento. Nosotras más que nadie podemos controlar eso porque la gente se va a sentar, no va a estar los pasillo de un centro comercial. vamos a tener a la gente sentada para que coman, para prestarles un servicio a la mesa.

L.Viera: ¿cuántas personas dependen de ustedes en los restaurantes… empleados, trabajos formales e informales?

K. Cardona: Nosotros en febrero teníamos 42 empleados formales y como turneros, que van los fines de semana no más, unos 30 más. Con los músicos ponele que eran entre 80 – 90 personas dependiente económicamente de nosotros. En este momento tenemos contratado a 5 personas, todo el resto del personal esta o con contrato suspendido.
Las opciones para el sector han sido pocas. muchos han tenido que hacer ventas por domicilio y cambiar su modelo de negocio son algunas de las estrategias de los pequeños restauranteros para sobrevivir el día a día.

“una niña, que trabaja como turnera con nosotros, se intentó quitar la vida, está en cuidados intensivos en este momento.”

Los dueños de restaurantes se han unido para poder ayudarse entre si. Se han logrado muchas cosas como dar mercados a los trabajadores ya que muchos de ellos están en situaciones realmente delicadas.

 

Campaña del trapito rojo SOS

 

En este preciso momento cientos de ventanas en Colombia gritan por ayuda. Trapos, pedazos de tela, disfraces infantiles o camisetas rojas cuelgan como banderas. Esa es la campaña del trapito rojo SOS.

Cuando empezó todo lo de la pandemia en Colombia muchas personas tuvieron problemas muy graves. La idea era que las personas que tuvieran alguna necesidad pusieran un trapo rojo en la ventana ya que no podían salir de sus casas y de esa forma los otros sabrían que necesitaban ayuda.

Ya han pasado varios meses desde que el gobierno implantó el aislamiento obligatorio y por ende varios restaurantes y negocios de Cali colgaron banderas rojas con el mensaje de S.O.S. para pedirle al Gobierno Nacional que les autorice la reapertura, ya que se encuentran en una grave crisis financiera.

Karen Cardona © Solkes

Karen me cuenta con la voz entrecortada, “necesitamos ayuda, necesitamos reabrir. Muchas personas dependen de estos trabajos y están en una situación muy difícil.. Este es el llamado del trapito rojo a que nos ayude el gobierno.”

Es una campaña para que nos ayuden. Nos comprometemos a ser responsables, porque tenemos que serlo. Así lo dicen los médicos y todo. Es un tema para largo tiempo. Tenemos una responsabilidad interna como externa. Interna con nuestros empleados y externa con nuestros clientes.

L.Viera: ¿qué va a pasar si la situación no cambia?

K.Cardona: no te imaginas la cantidad de empleos informales que hay en este momentico porque es lo que se está moviendo ahora. Imaginate tu en tu casa 5 meses sin recibir un solo peso. La gente va a hacer lo que sea para tener plata y poder ayudar a su familia. La gente está desesperada.

L.Viera: teniendo esto en cuenta… ¿tu que piensas sobre una jornada como la del día sin IVA? ¿qué fallo?

K.Cardona: todo! porque yo como gerente te digo…yo le hecho la culpa al día sin iva… fue culpa del gobierno que lo permitió…. esto no debió haber pasado.

 

Laura Viera Abadía © Solkes

 

En las calles

Nosotros quisimos hablar con otras personas en el país para ver cómo se vivió el Día sin IVA y sus opiniones al respecto. Finalmente, son ellas quien realmente nos pueden dar una idea más global sobre lo que pasa en nuestro país.

Para la gran mayoría de las personas el Día sin IVA no fue una gran iniciativa. Aunque la idea detrás de ello, puede ser beneficiosa, en este momento coyuntural no lo es. Y, en vez de dejar una buena sensación a tenido un efecto contrario entre muchas personas.

Carolina Correa, quien vive en Bogotá, nos comentó que ella considera que el día sin IVA fue una buena idea. Pero, que el problema estuvo en el comportamiento de las personas ya que no lograron evitar las aglomeraciones.

Por otro lado, Mónica Ardila, comentó que para ella el dia sin iva fze un total despropósito.

Después de ver todo este caos recordé la famosa ley de Murphy formulada en 1949. En ella se establecía que si algo va a salir mal, lo hará. Y, pues esto fue lo que ocurrió durante el día sin iva.

¿Qué salió mal? Todo lo imaginable. Empecemos por el hecho de que se desarrollaron más de 80 aglomeraciones en un momento en el que los contagios parece aumentar exponencialmente. Las plataformas de internet colapsaron, no había donde parquear, mayores de 70 años y personas que esperaban confirmación de sus resultados de infección salieron de compras y muy probablemente esto aumentó los contagios.

L.Viera: ¿qué falló?

A.Abadía: La verdad en algunos almacenes no hicieron protocolos de bioseguridad….

M.Ardila: Fallaron muchas cosas en el dia sin IVA, sobre todo para las grandes plataformas. la autoridades de todos modos trataron de hacer lo mejor posible pero creo que la horda de gente…. lo que está pasando en este momento

L.Viera: ¿te parece justo que abran un almacén y no puedan garantizar el distanciamiento, ni haya protocolos y los restaurantes que sí cumplen con todos los requisitos los mantengan cerrados?

C.Correa: depende de los almacenes y de los restaurantes.

M.Ardila: no, no me parece justo que abran….divide las mesas, las separa….necesitan reapertura están beneficiando a los que no son.

 

La hipocresía 

En Colombia pecamos todos por omisión. Nadie anticipó lo que podía pasar a nivel de contagios, nadie previó el gentío en los hipermercados, nadie anticipó lo que podía pasar y que terminó pasando.

Muchos salieron con o sin plata en el bolsillo para gastar. Pero lo que sí es claro es que salieron porque estaban cansados y desesperados de estar encerrados. También queda claro que todos fueron víctimas de las promociones y descuentos que maquillaban la cruda realidad del virus.

El comercio, fue el único que ganó. Saco todos sus fierros: promociones, descuentos de IVA, promociones de saldos, todo para compensar tres meses devastadores. Y, todos cayeron en sus trampas.

Una de las verdades que se evidenciaron fue que los colombianos odiamos a muerte el impuesto. Lo odiamos tanto que no importó que arriesgar nuestra salud y la de nuestras familias con tal de no pagar el impuesto en una tablet, licuadora o televisor, entre muchas otras cosas.

 

Contra las cuerdas

La pandemia del covid-19 tiene contra las cuerdas a restaurantes y bares del país entero. Permanecen cerrados desde hace meses. La gente entra lentamente en desespero ya que las ayudas del gobierno aunque existan no son suficientes.

Estrategia de reactivación como el día sin IVA, estrategia muy mal planeada, envía mensajes encontrados, fomenta la desobediencia y socava el discurso tanto de los epidemiológicos como del propio Gobierno.

En el afán de reactivar la economía del país, yo me pregunto, ¿porque abren los comercios de manera irresponsable y permiten las aglomeraciones y no dejan que los restaurantes que cumplan todos los protocolos sanitarios abran? ¿Cual es la diferencia? Si se permite las aglomeraciones y no les molesta la falta de distanciamiento mientras las personas compra un televisor que no van a poder disfrutar si se están muriendo por el virus ¿porque no se permite que un establecimiento con todos los protocolos atienda a las personas?

Laura Viera Abadía © Solkes

Si son capaces de arriesgarlo todo por salir a gastar plata en cosas materiales, dándole así la oportunidad al aumento de contagios y a que los comerciantes tengan ingresos pero no son capaces de sentarse en un restaurante y comer tranquilamente. Para abrir los grandes almacenes de cadena, los discursos de seguridad y prevención no fueron el centro. Pero para abrir un restaurante lo  imponen hasta la última coma.

No han entendido que el sector gastronómico es uno de los pocos que puede controlar e informar las medidas de distanciamiento. En Europa, los restaurante que están abiertos han quitado mesas para garantizar distanciamiento, los meseros siempre usan tapabocas, los clientes se deben desinfectar las manos en la entrada del local y usar tapabocas hasta llegar a su mesa. Que hipocresía tan grande, tan marcada y tan evidente. Que dolor.

Una de las verdades que nos ha presentado el 2020 es que necesitamos ser responsables en nuestras acciones para no ser contagiados y posiblemente superar el SARS Covid 19.En Colombia, no tuvimos cabeza suficiente para ver la magnitud del problema y la emoción del día sin IVA se convirtió en delirio colectivo. La hipocresía de las personas y del gobierno es evidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *