Salento, como nos gustas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Colombia tiene muchos destinos increíbles y Salento no es una excepción. Salento, Colombia, es probablemente el lugar más popular de la región cafetera, ya que es una pequeña ciudad bonita y colorida con fácil acceso al Valle de Cocora.

Salento es un municipio colombiano del departamento del Quindío. Es conocido como el Municipio Padre del Quindío por ser el más antiguo de este departamento.

Laura Viera A.© Solkes

Salento es como un relato histórico de la región ya que sus calles reflejan intacta la tradición de los pobladores iniciales.

Ubicándonos

Localizado a 26 km de Armenia, en el costado occidental de la cordillera Central y al nororiente del departamento.

Laura Viera A.© Solkes

Aunque este municipio es pequeño, posee una gran variedad de atractivos turísticos entre ellos el impresionante Valle del Cocora.

De clima templado en el día, y un poco frío en las noches.

La arquitectura de la plaza y las casas antiguas hacen que parezca siempre una postal.

La gente es realmente amable y hay una gentileza que los resalta del resto.

Este pueblo de casas coloridas y balcones adornados de flores enamora a locales y extranjeros.

Es mas, son muchos los extranjeros que algún día llegaron y decidieron quedarse atrapados por el encanto del lugar.

Llegar a Salento es cada vez más fácil a medida que más y más personas descubren la zona.

Dependiendo de dónde venga, su nivel deseado de comodidad, presupuesto y limitaciones de tiempo, tendrá una serie de opciones.

La historia de Salento

La historia de Salento es muy interesante. En enero de 1830 el libertador Simón Bolívar pasó por el “Camino del Quindío” o “Camino Nacional“.

En esa oportunidad pernoctó en una casa de paja (Tambos) en el lugar que hoy es la vereda Boquía.

B.Boop © Solkes

Bolívar también pasó por este camino a principios del siglo XIX, tras salir victorioso de Perú en el proceso de independencia.

Sólo 12 años después del paso del libertador, el Presidente de la República, General Pedro Alcántara Herrán creó la Colonia Penal el 16 de septiembre de 1842, en el “Valle de Boquía”, siendo este hecho el inicio del asentamiento.

Laura Viera A.© Solkes

Los presos políticos de esa guerra fueron enviados desde Panamá, Antioquia y Cauca para mejorar y mantener el camino.

Después de cumplir sus condenas se les entregó un terreno en la región.

Hacia 1854, una crecida del río Quindío destruyó el asentamiento de Boquía, y los supervivientes reconstruyeron sus casas en Barcinales.

Conservaron el nombre de Boquía para el nuevo asentamiento, cambiando el nombre del asentamiento original a Pueblo Viejo.

A partir de ese momento cambió su nombre por el de Villa de Nueva Salento a propuesta de D. Ramón Elías Palau, que fue el primer presidente de la Junta Pobladora, en 1865.

Las primeras casas se construyeron en la “Plaza de Mosquera” (primer nombre dado a la plaza principal en honor al presidente de la época, Tomás Cipriano de Mosquera).

En 1871 se constituyó una junta administrativa presidida por Palau y de la que formaban parte personalidades como Antonio Henao, Simón Castaño, Pedro Vicente Henao, Alejandro Echeverri, Aurelio Buitrago, Bruno Arias y Joaquín Buitrago. En ese año la ciudad contaba con más de 14 mil hectáreas de terreno.

Turismo

El clima de Salento Colombia es lo que lo convierte en un lugar privilegiado para el cultivo del café.

La temperatura es bastante estable durante todo el año. Aunque la temperatura es siempre bastante suave, deberá tener cuidado con la temporada de lluvias, ya que podría arruinar los planes, especialmente si el Valle de Cocora está en su itinerario.

Juanita Castro © Solkes

Desde nuestro punto de vista, la mejor época para visitar Salento es febrero, agosto y septiembre. Este es el punto óptimo para el buen tiempo, y menos lluvia sin las grandes multitudes de la temporada alta.

Laura Viera A.© Solkes

Los meses húmedos y lluviosos son de marzo a mayo y de octubre a diciembre.

La estación seca es de enero a febrero y de junio a septiembre.

Cualquier momento de la estación seca es también una época maravillosa para visitarla, pero si no le gustan las multitudes, es mejor evitar la temporada alta.

La temporada alta es de diciembre a enero y de mayo a julio. Se trata de una época de vacaciones muy popular en la que se puede ver la mayor cantidad de turistas locales y extranjeros.

Es posible que tenga que reservar hoteles y excursiones con antelación, y los precios serán más caros.

Podría decirse que diciembre y mayo son los peores meses para visitarla porque es temporada alta de turismo y además el tiempo es malo.

Es quizás el municipio más importante para el turismo en el Quindío.

Es un importante centro cultural y turístico donde tanto los turistas como sus habitantes se sienten orgullosos de sus hermosos paisajes y de una historia en la que se da en gran parte la historia de la región y que dio origen al desarrollo del Quindío.

Hay tres pilares que hacen que las visitas sean continuas.

1. La arquitectura fue legada por la colonización antioqueña. No sólo es hermosa sino que está muy bien conservada.

2. El Valle del Cocora. Es uno de los paisajes más hermosos de Colombia.

3. Muy buen ambiente y actitud.

La actividad turística en Salento comenzó seriamente en los años ochenta con la promoción del mismo y del departamento en la iniciativa: “Somos Café y mucho más”.

Laura Viera A © Solkes

Aquí se ha mantenido una arquitectura colonial más tradicional que en muchas otras ciudades, y gran parte de sus construcciones originales de bahareque.

El centro histórico fue incluido como patrimonio de la humanidad, como parte del “Paisaje Cultural Cafetero” en 2011.

Entre la variedad de actividades, la visita a la cascada de Santa Rita era para mí una obligación.

Para llegar a la cascada, hay que caminar durante 2 o 3 horas. La caminata atraviesa montañas, bosques y se adentra en un valle hasta llegar a la antigua vía del tren.

Lo primero que hay que hacer es bañarse en la cascada porque el agua fría es una delicia después de esa caminata. Al salir de la cascada es importante pasar por la piscina natural, es un charco que se encuentra en el camino superior detrás de la cabaña.

Es importante estar lleno de fuerzas para poder subir los 253 escalones que llegan al Mirador de la Cruz.

Al llegar al mirador encontrará una gran vista de los alrededores y de los valles más cercanos.

La Plaza de Bolívar es donde se concentra todo el ambiente, sobre todo por la noche.

No puede faltar un zumo de lujo o una limonada de coco. Si se quiere, también se puede tomar un canelazo (típico de la zona), es un aguardiente con canela.

Una buena parte de la economía de Salento se basa naturalmente en el café. Gracias a ello, muchos visitantes vienen a Salento sólo para conocer un poco más el grano y degustar una taza del café más selecto del mundo. De hecho, en Salento es posible realizar excursiones para conocer mejor el cultivo del café local.

Algunos atractivos importantes

Algunos de sus atractivos más importantes son:

Algo evidente es la belleza de la arquitectura tradicional. Las casas son las más representativas porque son evidencia de la organización social del municipio a finales del siglo XIX y principios del XX.

Laura Viera A.© Solkes

Las construcciones de Salento tienen el estilo de los pueblos tradicionales antioqueños, con paredes de cal, tejas de barro y balcones llenos de flores. Su hermosa arquitectura, sumada a la gran calidez de sus habitantes, hacen de Salento un destino increíble.

Ruth Medina Villanueva © Solkes

Obviamente, en el centro de todo está la Plaza de Bolívar: En ella se encuentran los monumentos al libertador Simón Bolívar en los que hay una placa que alude al paso del libertador por estas tierras.

También hay un monumento a Pedro Vicente Henao que fue uno de los fundadores de Salento y el primer maestro de escuela del municipio.

No hay que olvidar la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. Fue la primera parroquia que se estableció en el valle del Quindío en 1843.

En su construcción original contaba con dos torres, pero tras los terremotos de los años veinte, la iglesia fue reconstruida con una sola torre.  En 1999, la iglesia fue muy afectada por el terremoto. Como consecuencia, se inició un proceso de remodelación con técnicas de construcción avanzadas.

En algunos casas, existen tiendas de artesanías donde se pueden adquirir productos elaborados con fibras naturales y también se puede admirar la arquitectura de sus casas de departamentos donde se destacan los colores vivos y el entorno natural vecino de las mismas.

Cosas que hacer

Una de las cosas más divertidas que hacer en Salento es aprender a jugar al Tejo. El tejo es un juego tradicional colombiano que es una especie de herradura con pólvora.

El juego es gratuito pero hay que comprar bebidas. Cada persona recibe un pequeño peso para lanzarlo a una plataforma elevada llena de arcilla. En la arcilla hay un anillo de metal con pequeños triángulos blancos llenos de pólvora en el borde. Se obtienen puntos por caer en el aro y más puntos por golpear y hacer explotar los triángulos blancos. Es muy divertido.

Laura Viera A.© Solkes

Por otro lado, la región de Salento es una zona estupenda para montar a caballo.

¡Montar a caballo en Salento Quindio es mágico! Hay varias actividades a caballo visitando diferentes y mágicos lugares biodiversos que combinan la naturaleza, la historia y la tradición del municipio.

Laura Viera A.© Solkes

Entre los más destacados para ver están los bosques y caminos nacionales, el río Quindio y sus senderos, las cascadas de Salento X3 y las fincas cafeteras para montar a caballo.

La hermosa cabalgata a la cascada de Barcínales o como se le conoce comúnmente la cascada de Barcínales tiene una duración aproximada de 1 hora y 20 minutos.

Se recorre el perímetro urbano del municipio de Salento Quindío hasta salir de la carretera nacional por un camino de tierra rodeado de hermosos bosques hasta un mirador y luego se continúa hasta la cascada donde se puede ver todo Salento Quindío y tomar unas fotos muy bonitas.

Si hay un plato delicioso en Colombia es el patacón. Los patacones, plátanos aplastados y fritos, son muy comunes en toda Colombia y Sudamérica.

Sin embargo, en Salento tienen un aspecto diferente. Aquí salen del tamaño de una bandeja y se pueden pedir como plato principal con varios aderezos.

Rodeado de naturaleza

Una de las actividades típicas es tomar café y dado que Salento está situado en el centro del Eje Cafetero es natural que se sugiera un tour de plantación de café.

Laura Viera A © Solkes

Por eso, algunas fincas ofrecen visitas guiadas sobre el proceso artesanal de siembra, producción, procesamiento, comercialización y preparación de un Café Especial Sostenible.

Básicamente, usted debe ir a fincas reales, donde recibirá una presentación informativa sobre el proceso de producción del café, y luego verá cómo funciona el tostado, la molienda y la percolación de los granos.

Obviamente, la visita al Parque Nacional Natural de los Nevados es imprescindible. Fue creado en 1977 en los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Tolima.

El Ecoparque El Mirador y el Alto de la Cruz son de visita obligada. Lo primero que hay que saber es que para llegar al mirador y al sendero del Alto de la Cruz hay dos opciones: una subiendo el Vía Crucis (283 escaleras), y la otra es caminar por la Carrera 4 y llegar a la estructura de guadua y madera fina, allí se puede ver el Valle del Cocora y en un sendero hacia el Alto de la Cruz se puede ver el pueblo de Salento.

No podemos concluir sin mencionar el Valle del Cocora. Se encuentra al norte del municipio entre 1800 y 2400 metros sobre el nivel del mar. Es el hábitat de la palma de cera.

Posee una gran biodiversidad y una riqueza paisajística de singular belleza por tener un relieve montañoso y valles estrechos que van desde los 1300 hasta los 4750 metros sobre el nivel del mar.

En general, destacan tres paisajes: el paisaje de montaña, el paisaje de piedemonte y el paisaje de valle. Este último es el más visitado por los turistas nacionales y extranjeros, que llegan durante todo el año para disfrutar de este hermoso ecosistema.

Conclusión

Salento es perfecto para un fin de semana largo o un viaje de 3-4 días. Lo mejor de Salento es su ambiente relajado.

Es muy relajante estar tranquilamente presente y disfrutar de todo lo que Salento ofrece. De hecho, puedes pasar un rato admirando los hermosos colores de las fachadas de los edificios.

Ruth Medina Villanueva © Solkes

Es un rincón atemporal, formado por un puñado de calles con casas de colores, vecinos con sombreros de vaquero, un ambiente alegre, y un entorno tan bonito que te enamora al instante, vamos… ¡es una pequeña joya!

Es por esta magia que vuelvo cada vez que puedo. Es como estar dentro de una película de Harry Potter, en un momento congelado donde las cosas y las personas se mueven pero mantienen un aura especial. ¡Por eso nos encanta!

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario