Sobreviviendo los festivales

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Todos, alguna vez, hemos soñado con asistir a uno de los mejores festivales de música del mundo, de esos que vemos solo en televisión. A través de la pantalla se ven asombrosos, pero ¿te imaginas asistir en vivo y en directo a ver a tus artistas favoritos? Si este tu propósito este artículo te encantará.

Hanny Naibaho for Unpslash © Solkes

Por eso mismo, en muchas ocaciones nos hemos preguntado, como se vive sin ir a un festival? Es basante simple: hay que ser muy relajado y tener la capacidad de adaptarse a casi cualqueir cosa.

En que consisten

Un festival de música es un evento social que suele aglomerar una gran cantidad de conciertos de música durante varios días. La idea es que los asistentes al festival pueden pasar varios días disfrutando de música en directo. En estos festivales se suelen realizar otras actividades alternativas relacionadas con la música.

Obviamente, uno de los más famosos de la historia fue el Festival de Woodstock de 1969.

Pero, hable os un poco sobre como empezo todo el concepto de los festivales. Los festivales de música empezaron siendo un conjunto de celebraciones en honor de los dioses. Si, a los dioses.

Jeremy Benzanger for Unpslash © Solkes

En el 4500 a. C., los egipcios realizaban estos festivales acompañados de música y danza. Los Juegos Píticos ( uno de los cuatro Juegos Panhelénicos con los de Olimpia, los Juegos Nemeos y los Juegos Ístmicos) en Delfos incluían actuaciones musicales, y pueden ser considerados de los primeros festivales conocidos. En la Edad Media los festivales se organizaban como competiciones musicales que eran patrocinadas por los gremios. Posteriormente, en 1897 se celebró el festival de música irlandesa en Dublín.

Ya en el siglo XX, el fenómeno de los festivales de música tiene su mayor explosión durante la transición entre los años sesenta y setenta. En ese momento los dos acontecimientos musicales históricamente más importantes fueron el Festival de la Isla de Wight en 1968 y Woddstock en 1969.

El Festival de la Isla de Wight se organiza en la isla con el mismo nombre (la isla más grande de Inglaterra con 348 km² situada en la costa sur frente a la ciudad de Southampton) . Las tres primeras ediciones tuvieron lugar entre 1968 y 1970, año en el que obtuvo su máxima asistencia. El evento no volvió a organizarse hasta 2002, cuando se trasladó a Seaclose Park.

El festival de Woodstock fue una congregación hippie con música de rock realizado desde el viernes 15 hasta la mañana del lunes 18 de agosto de 1969. Tuvo lugar en una granja de 240 hectáreas en Bethel, condado de Sullivan, estado de Nueva York.

Woodstock congregó la fabulosa cifra de hasta 400 – 500 mil espectadores. La organización esperaba 60 000, mientras que el número de personas que calculó la Policía de Nueva York era 6000, y se estima que 250 000 no pudieron llegar. La entrada costó 18 dólares para los tres lluviosos días que convirtieron el campo en un barrizal.

 

Lo mejor de lo mejor

Como sabemos hay varios festivales musicales en el mundo entero. Sin emabrgo, hay algunos que han recobrado fama mundial.

Lollapalooza Chicago. conocido por muchos como Lolla, ha sido calificado como uno de los mejores festivales de música del mundo. Desde el 2011, se han organizado ediciones en Chile, Argentina, Brasil, Berlín y París. Este evento tiene lugar en ek verano en la ciudad de Chicago. Con un poco de suerte, quienes asisten cada año al festival podrán ver a sus artistas favoritas.

Coachella. Se puede disfrutar de la mejor música y la más cool. Reúne, cada año, a más de 250.000 fans que quieren cantar al ritmo del rock, la música electrónica, el pop, el hip hop.

Tony Pham for Unpslash © Solkes

Tomorrowland. Tiene una asistencia de más de 400.000 personas al año. Perfecto para los amantes de la música electrónica, el house, el techo y el hardstyle, venir a este festival será la mejor decisión.

Primavera Sound Fest. Celebrado cada primavera en Barcelona, España, pero, también, en Los Ángeles, Estados Unidos y en Londres, Inglaterra, este festival es, sencillamente, imperdible.

 

Que hacer

Los festivales de música, desde una perspectiva externa, pueden parecer muy desalentadores en contraste con un concierto normal, especialmente si se trata de un festival de varios días.

Louis Comar for Unpslash © Solkes

Consideramos que si ir a un festival de música es algo que llevas tiempo queriendo experimentar, es importante planificar con antelación para poder conseguir entradas anticipadas.

La mayoría de los festivales ofrecen esta opción. A la larga, ahorrarás dinero. Al igual que ocurre con otros conciertos, el precio de las entradas subirá cuanto más se acerque el evento.

Ir con un buen grupo de amigos supone una gran diferencia. Y, comprueba el estado del tiempo. En nuestra experiencia es mejor prevenir que curar. Entonces, mete en la maleta ese poncho y coloca un pañuelo en el fondo de tu nevera para envolverte el cuello cuando tengas calor.

Teniendo en cuenta que estarás de pie todo el fin de semana, es impresindible tenr zapatos comodos. La clave es la comodidad y la resistencia a la intemperie. Tener un cargador portátil.  Invierte en un cargador portátil. Obviamente, esto salvara la vida del teléfono. No son caros y son perfectos para cargar tu teléfono mientras estás dentro del festival.

Una vez dentro del festival , consideramos que es importante establecer un punto de encuentro dentro del festival. Algo que hemos parendido cpn el pasar de los años es que no te darás cuenta de la sed que tienes hasta que te desmayes por la deshidratación.

¡Vivir el momento!

Si van a ir a un festival, poco o nada, importa a cual se vaya. Lo realmente importante es estar presentes.

Guarda tu teléfono en la mochila, los vídeos nunca salen tan bien como cuando los ves en directo. Definitivamente hay qur bailar junto a un desconocido que esté improvisando tu canción favorita.

Aditya Chinchure for Unpslash © Solkes

No te preocupes por las cosas pequeñas y disfruta del fin de semana por todo lo que tiene que ofrecer. Haz unas cuantas fotos para recordar el día, pero no hagas que todo el día sea para hacer fotos.

Los festivales son una oportunidad para ser tú mismo y soltarte durante el fin de semana. Olvídate del mundo exterior al festival y concéntrate en la música y en contagiarte de vibraciones positivas.

Los festivales están hechos para superarse a sí mismo y para conectarse y hacer nuevos amigos.

Conoce tus límites y echa una mano a un amigo, o a un desconocido, en peligro. Cuídense los unos a los otros y pasen un buen fin de semana.

Hay quieens dicen que el mercado de los festivales es lo suficientemente próspero y rentable como para atraer a nuevos empresarios cada año. El pesimista diría que la escena de los festivales es un páramo hinchado e hipercompetitivo. La verdad está en algún punto intermedio.

Los festivales con mejores experiencias, una cultura única y organizadores de primer nivel probablemente sobrevivirán. Tienen una cultura distinta, que se siente como una comunidad acogedora. Los festivales nos permiten escapar de la vida cotidiana y sentirnos renovados.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario