Tribus Urbanas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Caracas, llena de contrastes, una ciudad ecléctica por su gente y paisajes, y hogar de quienes comparten diferentes pasiones, que han llevado a la formación de grupos de leales aficionados. Ya sea pasión por el deporte, arte o la naturaleza, nuestra ciudad es el escenario de esos grupos que he decidido bautizar como “tribus urbanas”.

Nanaro Lacruz © Solkes

 

Las Actividades

El yoga, ciclismo, maratones y fisicoculturismo son algunas de las actividades populares entre los caraqueños más atléticos. El primero ha ganado, recientemente, un gran número de seguidores, que aumenta constantemente con la curiosidad por la famosa práctica de origen hindú; a los tempraneros maratonistas se les ve juntos por las mañanas y varias veces al año se apoderan de las avenidas de la capital celebrando grandes eventos y carreras, lo mismo pasa con los ciclistas que además se han ganado un puesto fijo los domingos en la mañana en la Cota Mil que cierra unas cuantas horas dejando libre el pavimento para pedalear.

Luis Lacruz © Solkes

Por último, varios gimnasios en distintas zonas de Caracas son la guarida de aquellos que han hecho de su cuerpo su arte, y han llegado a ganarse un puesto célebre tanto en competencias como en las redes sociales, convirtiéndose algunos, de hecho, en consejeros y motivadores por esta vía.

Un ambiente más variado y familiar es el que se percibe entre los caraqueños que han decidido unirse a las tribus de los aeróbicos.

El baile y el fitness de combate, una combinación de artes marciales, boxeo y ejercicios de aerobics con coreografías al ritmo de la música; tienen la mayoría de seguidores, y han generado una grandísima cantidad de agrupaciones, en especial el segundo que ha generado además variaciones del mismo; y dado fama a muchos instructores y sedes que se han convertido en fijas tradiciones, especialmente los fines de semana, desde el Parque del Este, hasta plazas y Centros Comerciales.

 

Tribu: atlética extrema o artística

Otra tribu bastante grande y popular, que podría considerarse como “atlética extrema” es la de los skaters, que junto con los ciclistas se han adueñado para siempre de los domingos de la Cota Mil para exhibir sus piruetas, competir entre ellos y pasar un rato entre amigos.

Luis Lacruz © Solkes

Esta última da entrada a las tribus artísticas. Los skaters van de la mano con el grafiti, que a pesar de haber sembrado siempre polémica, al definirse por algunos como arte y por otros como vandalismo, es sin duda tendencia en Caracas.

Para los entendidos de este mundo, es muy fácil reconocer la obra de alguno e incluso hay quienes van marcando su territorio por la ciudad, individualmente o en grupos, siendo una tribu bastante competitiva. Los grafiteros están también vinculados con los raperos, que a través de este género musical, han encontrado la manera de expresarse y narrarnos las historias más puras y reales de la vida en la ciudad.

Nómadas o sedentarios, no cabe de duda de que estos eternos hippies comparten una pasión por lo exótico y natural.

El rap tiene una inmensa cantidad de seguidores, pero el Metal en todas sus expresiones es sin duda una fuerte competencia. Los conocidos por los caraqueños como “come gatos” son una de las tribus más grandes; existe una importante cantidad de bandas del género conocidas a nivel nacional y cientos de fans, además de conciertos y festivales durante todo el año. Estas dos tribus musicales, han además influenciado la moda urbana caraqueña a gran escala.

En otra rama artística, más allá del fin comercial pero marcando también tendencias; la bohemia tribu de artesanos cuenta ya con varios puntos fijos para exhibir y vender su arte en la ciudad, siendo populares las zonas de Bellas Artes y Sabana Grande.

Aunque, por otra parte, muchos de ellos prefieren llevar una vida nómada viajando,especialmente por nuestras hermosas playas, con el mismo fin.

Quienes comparten su amor por los animales, se encargan de organizar jornadas de adopción y esterilización, con una fuerte campaña a favor de ambas a través de las redes sociales.

Y, hablando de naturaleza, no pueden quedarse atrás los amantes de la misma. Todo caraqueño coincide con que el Ávila es uno de los indiscutible encantos de su ciudad, es por eso que miles de personas dedican al menos un día a la semana para aventurarse en el verdor del “pulmón” de la capital y disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece desde sus alturas; es muy común encontrarse con amistades y grupos que han nacido que las constantes visitas al parque nacional, incluso en redes sociales para prestar apoyo con consejos y experiencias de aventuras en las diferentes rutas existentes o hasta para vender e intercambiar artículos de senderismo y camping.

Luis Lacruz © Solkes

Por último

Para quienes prefieren una simple caminata o sentarse en la grama a tomar el sol, el Parque del Este es también una opción perfecta para el contacto con la naturaleza; con una gran variedad de árboles, plantas, flores y aves que allí habitan, para el disfrute de todas las edades.

Por último, una tribu que no solo admira la naturaleza, si no que se encarga de ser su voz. Actualmente ha surgido el fenómeno de una gran cantidad mascotas abandonadas en las calles que se ha ido reproduciendo, causando una sobre población de perros y gatos callejeros. Pero, afortunadamente, esto ha causado que varias organizaciones y grupos tomen control de la situación. No importa que gustos sean los que nos unen o si somos o no parte de alguna de estas tribus urbanas; queda demostrado que Caracas es una ciudad llena de diversidad y mucho encanto.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario