El 5 de Mayo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Empiezo este texto reconociendo, desde una perspectiva actual, su complejidad, me está costando meses de trabajo escribir sobre el 5 de Mayo. Me surge constantemente la pregunta, desde qué enfoque es pertinente abordar este tema en esta actualidad, es una fecha histórica, es una celebración, sirve como pretexto para la construcción identitaria, es de una nación, una región, o no. Todas las hipótesis o perspectivas son o pueden llegar a ser asertivas, o no; vamos poco a poco, desmenuzando las ideas.Y veamos a dónde nos llevan.

Laura Viera A © Solkes

El 5 de Mayo como fecha histórica

En el antiguo México, país norteamericano, en aquel 1862, cuando Benito Juárez era presidente, fue quien decidió dejar de pagar la deuda que tenía con España, Reino Unido y Francia.

Como respuesta, el aquel entonces famoso Napoleon III, sobrino de Napoleón Bonaparte, contestó con una intervención militar, ejercito liderado por Charles Ferdinand Latrille (Conde de Lorencez), mostrando sus intereses de expansión, llegando al puerto de Veracruz y con la intención de llegar a la capital, la ciudad de México.

Tuvo que enfrentar a un ejército bajo el mando del texano Ignacio Zaragoza en la ciudad intermediaria de Puebla. Fue el 5 de Mayo, donde un pequeño ejército nacional le ganó al gran ejército extranjero. Haciendo que se retiraran del país.

Señor Presidente.-Estoy muy contento con el comportamiento de mis generales y soldados. Todos se han portado bien. -Los franceses han llevado una lección muy severa; pero en obsequio de la verdad diré: que se han batido como bravos, muriendo una gran parte de ellos en los fosos de las trincheras de Guadalupe. Sea para bien, Sr. Presidente. Deseo que nuestra querida Patria, hoy tan desgraciada, sea feliz y respetada de todas las Naciones.-
I. Zaragoza

Se consiguió una victoria, con valor y dedicación, pese a que se tenía todo en contra: inferioridad numérica y material, la moral disminuida y la poca simpatía de algunos sectores de élites y políticos.

En este tiempo México seguía dividido entre republicanos (liberales) y conservadores. Había pena de muerte para los mexicanos que se querían unir a los ejercitos extranjeros y amnistía para los conservadores o enemigos de la republica que se unieran a defender al país de la intervención.

Fue entonces que el conservador Miguel Negrete Novoa dijo: “Yo tengo patria antes que partido”, poniéndose a disposición de Zaragoza en las batallas. Para el 10 de junio de 1863 se perdió oficialmente la guerra, al llegar los franceses a la capital en su siguiente intervención, el presidente Juárez se fue al norte del país, y se pronunció el segundo Imperio mexicano con Maximiliano I como invitado a reinar en el nuevo gobierno.

El 5 de Mayo como una celebración

Para el año 1867, cuentan algunas fuentes históricas, que un grupo de mexicanos celebró esa victoria en la ciudad de Texas (que fue donde nació Ignacio Zaragoza en 1829, 16 años antes que Texas fuera anexado como parte de Estados Unidos). Desde ese entonces, se puede decir, esta celebración popular de un grupo, se volvió un festejo nacional y más entre quienes viven en los estados que alguna vez en la historia pertenecieron al territorio mexicano (California, Nevada, Utah, Nuevo México y Texas).

Laura Viera A © Solkes

Un dato relevante desde mi perspectiva es que para 1930, el consulado mexicano en la ciudad de Los Ángeles en California, Estados Unidos, decidió organizar una celebración del 5 de Mayo, lo cual le dió un carácter oficial y diplomático, ya que años después en la Casa Blanca, en Washington DC, se realiza una cena donde son invitados, festejados y conmemorados personas migrantes y mexicanos. Es llamado también el “Día de la herencia latina”, en el que se celebra la inmigración procedente de México.

Es en la ciudad de Los Ángeles donde el 5 de Mayo es una de las celebraciones más grandes, con conciertos, verbena popular y desfiles. Así como la presentación de bailes folklóricos, mariachis y charros. No faltan los sombreros, los zarapes y las piñatas (Todos los estereotipos mundialmente conocidos de lo que se dice cultura mexicana, y al mismo tiempo elementos tan vivos en el quehacer folklórico tradicional de esta región. No quiero dejar de lado la estética que se ha construido a partir de esta festividad, sus colores característicos y el impacto mundial que ha tenido este país en la cultura popular).

El 5 de Mayo como construcción identitaria

Ha sido común, como humanidad, que se haga uso de algún dato histórico o personaje para generar identidad, esos rasgos propios de una persona o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás y los une entre ellos. Es así como podemos hablar de significado, del significado que tiene un hecho histórico como metáfora comunitaria en este caso de esperanza y unidad.

Un pequeño grupo logró vencer al gran enemigo, un símbolo para los mexicanos y migrantes que vivían opresión por parte de invasores o gobiernos extranjeros, y por un acto, la batalla de Puebla, se mostró su valía. Zaragoza es ese mexicano estadounidense representante o héroe de los migrantes, uno de ellos, como muchos de ellos, símbolo de la resistencia, le han llegado a nombrar.

Ivette Aguilar © Solkes

El dato histórico objetivo se nos va como agua de las manos y las identidades se desdoblan. Los mexicanos fuera de México conocen esta celebración, otros no, los mexicanos en México celebran este día, otros no. México tiene 32 estados y uno de ellos, Puebla, es en dónde se conmemora este día con un desfile y verbena popular, en los otros estados no. Es así como unos mexicanos saben del 5 de Mayo y otros no. Unos lo celebramos y otros no.

El 5 de Mayo en la comunidad latina, mexicana o hispanomigrante en EUA

Como les mencioné párrafos arriba no me fue sencillo abordar este tema y decidí ir directo a las fuentes, en este caso los mexicanos que viven en Estados Unidos y gracias a las redes sociales logré recopilar información al respecto, una perspectiva más, de hecho una muy interesante de Ivette Aguilar una poblana que radica en el país estadounidense.

Ella nos comparte con palabras e imágenes su experiencia:
A mí me gustaría que escribieras mi versión de 5 de mayo como poblana: ¡El festejo es increíble! Hay un desfile de escuelas públicas y hacen carros alegóricos padrísimos y mientras desfilan van tocando las bandas, y las chicas con coreografías. Es un concurso de escuelas donde luce quien hace el mejor carro alegórico, la mejor banda, la mejor canción tocada, la mejor coreografía, los mejores uniformes. ¡Es admirable el desfile tan tan tan bonito! Es un honor participar en el desfile. Yo en los años viviendo en Puebla siempre fui a verlo. Para mí es el desfile más bonito del mundo.

Cuando termina el desfile se hace una verbena en la calle, puedes comer antojitos poblanos y más adelante te vas a dar la vuelta a la feria. Para mí como poblana si es un gran festejo en la ciudad.

Ahora vivo en USA,y muy orgullosa, ¡si festejo!

El desfile lo organiza el gobierno y las escuelas. Es una tradición de años. Mi papá fue el que “me metió la onda” de ir al desfile. Sólo participan escuelas públicas de México y últimamente iban escuelas de otras partes como: Panamá, Estados Unidos o Guatemala. Cada escuela debe presentar las chicas con la coreografía y la banda, opcional es el carro alegórico. Desde que recuerdo, al menos 1 año va el presidente en turno y siempre presidía el gobernador.

El desfile se televisa, aunque solo se que en el canal de Puebla lo pasan (hace 3 años tenía Directv en USA y un canal pasaba el desfile). Personalmente creo que la redacción del desfile en la tele lo hacen muy aburrido porque lo quieren hacer muy simbólico relacionado a lo que pasó en aquellos tiempos. Creo que ese desfile tiene muchísimo potencial.

Ivette Aguilar © Solkes

Y ¿por qué no? Si muchos países celebran el 5 de mayo, hacer que realmente sea un festejo mexicano y que sea algo que todos los mexicanos festejemos… Tal vez no por el lado histórico, sino por el orgullo de ser mexicanos y que actualmente en el mundo es un día relacionado a México.

Gracias a Ivette y su perspectiva propongo ahora que en vez de hablar a continuación de los orígenes, hablemos de los motivos, qué nos motiva a festejar, a escribir hoy, a comentar con nuestros conocidos sobre el tema, a corregir a los que dicen que se festeja la independencia, qué posibilidades nos brinda esta fecha, qué nos motiva a reconocerla como un día especial.

El 5 de Mayo no es la independencia de México

Es en Estados Unidos (primordialmente) donde se celebra el 5 de Mayo “a la estadounidense” con comida Tex-Mex como son las chimichangas, los burritos, el chili, los nachos y se beben las margaritas.

Los restaurantes brindan menús especiales y en las tiendas se consiguen productos tipo mexicanos enlatados o empaquetados así como también muchos otros para decorar coloridamente “a la 5 de Mayo”.

Este festejo tiene ya sus características culturales, es complejo ya que la palabra tradicionalmente cobra matices fuera de lo que se pudiera pensar es habitual, y a la vez no, ya que es un festejo que ha seguido las costumbres de la gente que lo festeja desde 1930.

Es una fecha de encuentro, es un pretexto para bailar, cantar, para consumir, para comer, es un día de reconocimiento cultural, un día en donde se hacen verbenas populares y conciertos, algunos desfiles, como muchas otras fechas en el calendario, el 5 de Mayo es un momento en cual podemos celebrar, sentirnos parte de una cultura, convivir y decir ¡Salud!

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario