Circulo de Mujeres

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Actualmente las mujeres seguimos siendo un grupo oprimido. Por ello es que cada vez buscamos una gran variedad de formas de mantenernos unidas. Los grupos feministas son un claro ejemplo de ello, a pesar de que muchos les molesta su existencia por recordarles lo atrasados que estamos aún en cuanto equidad de género. Esto hablando de forma muy general. Las diferencias, violencia y opresiones que sufrimos las no son iguales en todas partes del mundo ni en un mismo grado.

En algunos lugares las niñas son mutiladas, no tienen acceso a la educación y son casadas o vendidas a muy temprana edad, en otros sitios podemos ver situaciones particulares dónde no se nos permite ejercer nuestra sexualidad, acceder a abortos legal y seguros, se nos otorga un rol en el que somos las cuidadoras, de esa manera nos tocan las tareas del hogar y el cuidado de todos en el hogar, creando la falsa ilusión de que formar una familia es el único logro que podemos alcanzar.

Circulo de Mujeres Núremberg © Solkes

Y hay sitios privilegiados dónde las diferencias y la discriminación hacia la mujer son muy pequeñas. Por ejemplo, hay oportunidades en todas las carreras profesionales pero sigue habiendo una brecha salarial, las tareas del hogar se reparten entre los integrantes de la casa, se dividen los gastos aunque la mujer gane menos. Claro siempre hay excepciones. Sin embargo, no podemos olvidarnos de que en todos los países hay casos de violencia y odio contra nosotras.

Pues hoy les quiero invitar a conocer otra forma en la que las mujeres podemos apoyarnos y liberarnos de todo lo que el patriarcado a través del tempo nos ha demeritado y oprimido. Dejando cicatrices que son transmitidas de generación en generación.

Los círculos de mujeres

Estos grupos son grupos fuertes, sororos y poderosos. Nos ayudan a sanar heridas recientes o del pasado, permitiéndonos ser la mejor versión de nosotras. Si bien puede sonar a una posibilidad de los grupos privilegiados, yo las invito a acercarse en la medida de sus posibilidades.

Estos círculos nos dan la oportunidad de mejorar nuestra realidad y la de nuestros allegados, mejorando nuestros entornos y ese es el camino para mejorar todos los entornos. Sin dejar de lado que es un llamado a lo natural y esencial. A nuestro verdadero ser.

Qué es círculo de mujeres para mí

Por mi experiencia puedo decir que son una comunidad de mujeres, que lo que tienen en común es su feminidad, entendiendo lo femenino cómo género y no como rol. Se trata de un grupo de mujeres que trabajan en sí mismas y soportan al resto en el proceso individual de cada una.

Circulo de Mujeres Núremberg © Solkes

No se trata de una terapia, no se trata de sólo parloteo y chisme, se trata de llegar a conocernos profundamente.

Se trata de sanar lo que haya que sana y conocernos realmente, otorgarnos un tiempo para nosotras en lugar libre de juicios y prejuicios.

Para mí también el círculo de mujeres es una energía poderosa que nos impulsa a buscar siempre lo mejor, lo esencial y natural, nuestro verdadero yo.

También podríamos decir que se trata de la sabiduría ancestral que nos brindan los pueblos originales para regresar precisamente al origen y alejarnos de todo lo que nos daña y daña al planeta. Es a la vez la búsqueda de la verdad y la aceptación de quien somos.

¿Dónde, cuándo, cómo, por qué son necesarios los círculos?

Seguramente después de leer lo qué son los círculos de mujeres, se dirán sí claro, maravilloso pero realmente no me explicas qué sucede ni que cosas se puede sanar ni cómo es el proceso, ni dónde los encuentro, cómo se ingresa ni por qué podrían ser necesarios para la mayoría. Pues así es. No se puede contar realmente lo que pasa en lo círculos, porque cada círculo es tan particular y variado como sus miembros.

Sucede que además estamos hablando de una actividad tan personal que no podemos adentrarnos desde ese enfoque, lo que sí les puedo decir, se los estoy compartiendo en este artículo. Sigue leyendo para que al menos tengas una idea de lo que realmente es.

Pues bueno, sé que tienes muchas dudas, los círculos de mujeres se encuentran en todas partes, cada vez hay más, son originarios cómo ya mencione , de las tradiciones milenarias y ancestrales de los pueblos originarios. Si no encuentras uno, en tu ciudad, puedes buscar los que ofrecen servicio a distancia. También es posible en esta forma.

Cárol Corrales © Solkes

Cómo todo curso, taller y cualquier tipo de sistema de formación hay una guía, la persona que es más experimentada en el tema, posiblemente estemos hablando de una chamana y ella nos acompaña en el proceso y por sus conocimientos hay que remunerar, cómo lo hacemos con todo formación o servicio.

Muchas veces hay que inscribirse y pagar lo que dura el programa o según la modalidad que ese círculo maneje, puede ser que se pagué reunión por reunión. Cómo ya les compartí cada círculo es un universo, tan grande y fuerte como sus mujeres.

Las particularidades de los temas a abordar dentro son también determinadas por las necesidades de las integrantes y la rama que siga la hermana mayor o guía. Porque sí, en los círculos hay una guía pero no una jefa, todas son hermanas iguales, unas al inicio de su proceso, otras llevan un tramo recorrido y otras van adelantadas, empero todas son igual de valiosas y todas aportan a la tribu femenina a la que pertenecen y al mundo.

La necesidad de estas tribus está aún viva y latente, porque aún hay mucho daño que reparar, daño causado históricamente por el patriarcado. Hay muchas razones validadas para integrarse e incorporarse a un círculo. No teman hacerlo. puede ser un recurso valioso para muchas en su vida diaria.

Fanatismo, religión o brujería

En los círculos no se crean fans ni seguidores fieles, todas las eslabones de la cadena son tan diversos como los colores. Cada una puede o no tener una religión, son independiente. Y no nos importa si nos llaman brujas, por hablar de chamismo y rituales que nos acercan y conectan con la naturaleza y nuestro ser interno.

Todos esos tipos de prejuicios se van difuminando cuando, te acercas y conoces a alguién que ya forma parte de un círculo. Deja todo lo que la sociedad te ha dicho sobre cómo debes de ser y conoce tu verdadera mujer. Cuando me leo me siento que les estoy vendiendo los círculos de mujeres, pero es que no tengo nada negativo que decir de ellos. Y si muchos motivos para invitarlas a hacer crecer la comunidad.

Visión de Yaiza Herrera

Yaiza es una mujer con años de experiencia y formación en círculos de mujeres por esto es que le he hecho unas preguntas pero, me quiero centrar en dos: qué es el círculo de mujeres y cuál es su importancia. Yaiza es una española que vive en Alemania cerca de Núremberg, su camino la ha llevado a adentrarse en este mundo holístico.

Circulo de Mujeres Núremberg © Solkes

Para Yaiza los círculos son algo que siempre han existido, es la forma de toda mujer de sanar, a través del tiempo los círculos de mujeres se han degenerado, ya que hemos pasado por el patriarcado en diferentes medidas, según la cultura. Así fue que llegamos a los círculos de cuchucheo. Los círculos en este momento se están recuperando, regresando a rescatar la antigua sabiduría sagrada que todas las mujeres llevamos dentro.

En estos momentos necesitamos sanarnos de todo lo que ha pasado a través de la historia. Los círculos son espacios sagrados de sanación, de apoyarnos, siendo espejo, es un espacio para nutrirnos, un espacio necesario para las mujeres, para sanarnos de todo ese inconsciente colectivo, nuestras heridas, las heridas de nuestro linaje. Este tiempo que compartimos en los círculos de mujeres y sobretodo en en nuestra situación de mujeres migrantes, nos ayuda y se vuelven muy importante.

Siempre trato de transmitirles las palabras exactas, pero a veces no lo logro, pero sin duda dejo la esencia intacta. Pues bien, Yaiza sabe perfectamente que muchos creen que los círculos son mujeres locas, sectas, brujería y demás y quiere decirnos que eso es sólo un cliché que se da desde el desconocimiento.

Cárol Corrales © Solkes

Desde la perspectiva de Yaiza Herrera, podemos ver ya la importancia de los círculos de mujeres para la sociaded, pero nos agrega unas bellas palabras. Actualmente vivimos en una sociedad caótica sumando la situación por el covid, podemos ver claramente que la violencia nos rodea, feminicidios, violencia doméstica, xenofobia, machismo, patrones que se están volviendo más comunes, que dan miedo.

Hay que resaltar que con los círculos la mujer se siente protegida, acompañada, aunque esto lo pueden encontrar en grupos de amigas. Hay que saber que en los círculos de mujeres no se juzga y eso hace un poco la diferencia y podemos agregar que en un círculo de mujeres, las participantes inician a conectarse con su esencia de mujer, estamos hablando de volver a conectar con sus ciclos naturales, tener una relación sana con su cuerpo y liberarse de prejuicios y esto logrando un cambio a nivel personal y al ir caminando con esta diferencia mejore sus nexos.

Los círculos nos permiten saber quienes somos, para así cambiar nuestras vidas privadas y entornos.
En la experiencia de Yaiza han habido casos de mujeres que rompen relaciones violentas y nos hace énfasis de que los círculos de mujeres no excluyen otros tipo de terapia, pueden ir de la mano.

Visión de Cárol Corrales

De igual manera, Cárol (Madrid) es una experta en el tema, cuenta con su círculo Movimiento GranÚtera, esto lo hace con Esty Gomlez (Bilbo, Norte de España), con ellas pueden formarse con movimiento, conciencia cíclica, autogestión ginecológica, y gracias a la diversidad de los integrantes, hay terapia de todo tipo, cantantes, sexólogas o danza. Como es el caso de Cárol con su proyecto Danza Útera.

Cárol Corrales © Solkes

Cárol nos comparte que ella se dedica a acompañar a mujeres en su transformación a través del gozo, desde aquel lugar interior conectando útero-corazón para lograr una conexión entre varios úteros y así mismo con la madre tierra. Ella trabaja con todo lo que está relacionado con la sexualidad femenina, la feminidad despierta y gozosa. Lo he tratado de plasmar tal cual Cárol nos lo dijo.

En este momento Cárol invoca a todas las mujeres a formar círculos de mujeres de cualquier tipo. Desde charlas de amigas, círculos de intelectuales, círculos de lectura, de bordados o de conmemoración de la tierra u honrando al femenino. Volviendo al origen.

El círculo es despertar al femenino sagrado y potencialidad los talentos de cada mujer, hacer círculos de mujeres llenos de medicina, esto no está relacionado con medicamentos farmacéuticos. Entre más diferencia entre las participantes mejor, porque así se crean espejos. Todas sostienen el círculo y todas se sostienen entre ellas.

Desde la perspectiva de esta mujer tan sabia, la importancia de los círculos de mujeres en la sociedad inicia desde que vivimos en un mundo regido por el patriarcado, desde hace mucho tiempo, más de 5000 años entre muchas otras cosas, el masculino había estado centrado en sus funciones de organización, de enfoque, de defensa y lo que ocurre es que el masculino perdió la balanza y podemos decir está enfermo y esto a contagiado a la sociedad y al femenino, hay que poner atención que Cárol no está hablando de géneros, no está hablando de los hombres como tal, sino en algo más abstracto como el ying y el yang.

Por esto es que despertando al sagrado femenino, se convoca igualmente al sagrado masculino y así con esta creación de vínculos con la naturaleza, estando cada una en este proceso de sanación podemos brindar en todos nuestros amitos está sanación.

Concluyendo

Lo único que resta decir, espero que su condición como mujeres sea privilegiada y hayan tenido una hermosa infancia, una adolescencia tranquila y en general una vida libre. Que sean plenas y estén satisfechas consigo mismas.

Circulo de Mujeres Núremberg © Solkes

Si es su caso, ayuden a otras mujeres a también serlo, a que superen todo lo que en este momento no les permite gozar la vida como a ustedes y sí no es así, mujeres busquen una tribu, un verdadero circuito de soporte. Y aunque se sienta súper, les prometo que jamás será un error unirse a un círculo de mujeres.

Los círculos de mujeres son en estos tiempos necesarios. Sanando nosotras, sanamos al mundo. Permitamos encontrar esa sororidad y esa armonía entre mujeres y sobretodo esa femineidad que hemos querido borrar. Y no me refiero a maquillaje, zapatos altos y vestidos. Hablo de la forma de gestar las cosas, la manera en que conducimos nuestra vida. Encontremos ese balance que le falta a la humanidad y restablezcamos el orden a la naturaleza.

Deja un comentario