Peleando en 4 patas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La gente calla, el silencio retumba en el aire y la Policía prefiere ignorar el fenómeno. Así, actuando como si no existieran.

Pero, la verdad es totalmente diferente. Las peleas de perros en Bogotá hacen parte del mundo subterráneo en el que se juegan fortunas y se apuesta el futuro. Y claro, el maltrato animal se vive en su maxima expresión y están peleando en 4 patas.

Y, seamos claros. A estos enfrentamientos van personas de todos los niveles sociales y educación.

La edad tampoco es un factor pero la gran mayoría son jóvenes (entre 18 y 35 años de edad). Por más diferentes que sean esta personas todas tienen una característica en común: la ilegalidad y la crueldad.

 

Las Luchas Callejeras

Las peleas de perros son luchas entre dos (o más) perros, para el disfrute de los espectadores y con un propósito, el juego. Pero, a quien se le ocurre que ver a animales atacarse de esta manera puede ser considerado un deporte?

Es absurdo ya que se trata de un espectáculo donde los perros se muerden y desgarran literalmente la carne mientras los asistentes apuestan por alguno de los animales. Los perros acaban heridos y en ocasiones pueden llegar a perder la vida, razón por la cual las peleas de perros son ilegales en casi todos los países del mundo.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Cuando se habla el tema del maltrato animal se deben tener en cuenta que se hace referencia a comportamientos que causan dolor innecesario o estrés al animal así como torturarlo o privarlo del alimento. Puede tratarse de negligencia en los cuidados básicos hasta la tortura, la mutilación o la muerte intencionada de un animal.

En Bogotá tenemos bandas organizadas en casi 4 localidades distintas.

Y, esto es un punto clave. Me atrevo a decir que el maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y es una consecuencia de la misma.

Pero, considero que es importante dejar en claro que no todas las personas que sufren momentos o episodios de “violencia” maltratan a animales.

Reacciones de la gente

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Continuando con el tema de las peleas de perros decidimos hablar con algunas personas para ver sus reacciones frente a este tema.

Laura Viera A: Qué opinas sobre las peleas de perros?

Batman Camargo, activista Colombiano: La verdad es ques esta es una entidad supremante cruel en la que se torturan animales sin razón alguna. Las peleas de perros no solo deben tener el agravante del maltrato animal sino que ademas se realizan apuetas ilegales. Esto representa un riesgo para la sociedad.

Laura Viera A: ¿Qué raza de perro tienes?

Diana M: Es un American Terrier Pitbull.

Laura Viera A: ¿Desde hace cuanto tiempo?

Diana M: lo tenemos hace 10 años.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Laura Viera A: ¿Consideras que esta raza en particular es peligrosa?

Diana M: Yo hablo desde mi experiencia y me parece que no son peligrosos. Creo que tiene mucho que ver el trato que las personas le den a los perros, como los educan y cuidan.

Laura Viera A: Que piensas sobre el nuevo código de policia?

Diana M: Me parece que todavía nos falta mucho por hacer. Es importante que las personas que tenemos perros tengamos algunas precuaciones y cuidados. Es nuestra responsabilidad.

Laura Viera A: ¿Qué opinas sobre las peleas de perros?

Diana M: Eso me parece terrible. Lastimosamente hay personas que usan a los perros para apostar y ganar plata con el dolor de ellos. Las personas que utilizan a los animales de esa manera para ganar plata es terrible. Es un crimen lo que hacen con esos perritos. Los cogen desde chiquitos, los entrenan para eso. los mlatrtan muchisimo, les tiran agua y aceite caliente! No es justo lo que le hacen! Y, cuando ya no sirven más los botan y es ahí cuando uno encuentra los perritos maltratados. Es un tema muy clandestino.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

En absoluto secreto

El mundillo de las peleas de perros se maneja en absoluto secreto. Los sapos no son bienvenidos.

Allí se va a apostar para ganar o perder, y el dinero es la carta de presentación. Hay apuestas de todas las cantidades. Desde 50 mil pesos hasta dos millones o 10 millones.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Otro factor a tener en cuenta es que el maltrato animal que reciben estos perros no es unicamente la pelea como tal. El maltrato comienza desde el momento en que nacen. Son aproximadamente dos años de torturas constantes. Como por ejemplo, los dejan pasar hambre durnate días y después le dan un perro pequeño para comer y de esta manera estos animales aprenden a satisfacer sus instinctos.

Laura Viera A: ¿Qué piensa sobre los perros de pelea?

Mariana Suarez, dueña de Bulldog rescatado: Es asqueroso ver lo que la gente es capaz de hacer con un animal. Los perros sufren y la razón es que hay gente muy enferma y psicopata en el mundo. No hay derecho que se le haga eso a un ser vivo!

Laura Viera A: Qué opinas sobre las peleas de perros?

Lucy Baquero: Me parece el colmo que esto continue existiendo. Yo sé que la gente tiene derecho a expresarse y a ganarse la vida como quiere pero no si eso quiere decir hacerle daño a un ser vivo. Los perros son maltratados desde cachorros y los entrenan para matar. Los torturan!

Todo lo que se sabe sobre lo que se desarrolla en estos lugares es contado en voz baja. Nadie quiere decir quien fue el sapo que dio información.

Se dice que para disimular la situación, mientras los perros pelean por sus vidas y los apostadores gritan, la música suena a todo volumen.

En estos lugares infernales los perros se juegan la vida a dentelladas y los apostadores consumen licor y drogas al ritmo de las peleas.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Y, hay que ser honestos. Las autoridades saben lo que pasa, ellos están al tanto de la situación. Hay peleas de perros en el norte, oriente, occidente y sur de la ciudad capitalina. Hay en total 5.500 barrios en Bogotá y en todos existe este infierno. En todo tipo de lugares: garajes, bodegas y casas.

Cuando uno denuncia pues la policia simplemente no asiste.

Pero ese tema no se persigue. Las rondas de policías no incluyen estos negocios. Y, cuando la policia los coge ellos simplemente cambian de casa o barrio.

Tal como me comentó Camargo, este es un problema que se vive en el 50 porciento de nuestros municipios. Los municipios que tiene poblaciones densas tienen personas que hacen pelear los perros, ya sean mafias organizadas o personas que no tienen nada más que hacer.

 

Acciones para el cambio

Laura Viera A: ¿Qué podemos hacer para cambiar esta realidad?

Batman Camargo, activista Colombiano: Lo que se puede hacer es seguir trabajando y denunciar. Y, perderlo el miedo a esta gente. Sin embargo, el camino debe ser legislativo.

Laura Viera A: ¿Qué papel tiene la policia?

Batman Camargo, activista Colombiano: La policia no actua frente a este tema. En todos los casos en los que yo he denunciado se han visto policias que estan de acuerdo. Se sabe de uniformados que en su vida personal participan de estas peleas en sus apartamentos, terrazas de sus casas.

Antiguamente, los perros de pelea eran usados para pelear contra toros. Al toro se le arrojaba agua hirviendo en las orejas para hacerlo más violento y se le enfrentaba a los perros para ver cuánto podían aguantar colgados de alguna parte del toro.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Las peleas de perros han sido documentadas en la historia de muchas y diferentes culturas y se supone que han existido desde el comienzo de la domesticación de animales. Tanto así que muchas razas han sido adiestradas y seleccionadas específicamente en fuerza, actitud y aspectos psicológicos que les hacían los mejores perros para la lucha.

En el sigo XXI, la práctica de esta actividad se ha convertido en una actividad ilegal y rechazada en la mayoría de los países civilizados en los que se castiga como una falta leve (pago de una multa) o como falta grave (delito de cárcel).

Este es un negocio ilegal, cruel y clandestino bien organizado: hay promotores, organizadores y entrenadores.

Las peleas de perros fueron prohibidas por el artículo sexto de la ley 84 de 1989 (Colombia). Sin embargo, en los últimos años han aumentado en diferentes sectores.

Y, es que para lograr que estos animales se enfrente de esta forma los torturan. Las técnicas de maltrato animal son escalofriantes.

Fundación Casa Esperanza © Solkes

Los obligan a llevar cargas pesadas, les aprietan los testículos, les ponen picante en el hocico y las orejas e incluso los ponen a colgar de objetos como llantas para fortalecer las mandíbulas o los queman con aceite.

Los perros que se salvan de las peleas difícilmente van al veterinario. Sería uan situación bastante fuera de lo normal. Lo usual es que les curen las heridas domésticamente y por desgracias los animales terminan muriendo por infecciones. Los cuerpos de estos luchadores de acero son enterrados en lotes y potreros, mientras son reemplazados.

Traducción Por: Laura Viera A

Deja un comentario