Una sociedad para todos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

En las últimas dos décadas, ha habido un progreso constante en cuanto a desarrollo socioeconómico, a la promoción de un apoyo más amplio de los valores democráticos y al fortalecimiento de las relaciones de colaboración entre los gobiernos, la sociedad civil y las instituciones sociales alrededor del mundo. Sin embargo, la desigualdad y la exclusión no sólo continúan, pero se intensifican y aumentan en muchas partes. Esto ocurre tanto dentro como entre los países.

Muchas sociedades se enfrentan a condiciones sociales negativas, la marginación de grupos y / o comunidades.

Para evitar un mayor aumento de las tensiones sociales entre sus miembros, es vital importancia tener estrategias y herramientas para abordar de manera adecuada las realidades y los muchos desafíos de una manera proactiva, constructiva y holística. Al llevar esto a cabo, nuestra sociedad estará preparada para hacer frente a los retos y mejorar las regulaciones en los países emergentes.

Nessa Twix © Solkes

La integración social

En 1995, durante la Cumbre Mundial del Desarrollo Social de Copenhague para la integración social, se afirmó que la integración social era uno de los objetivos claves del desarrollo social y que el objetivo era crear una “sociedad para todos”.

Nessa Twix © Solkes

No hace falta decir que la elaboración de una sociedad para todos es una obligación moral. Una obligación que debe reflejar los compromisos con la defensa de los derechos humanos fundamentales y los principios de igualdad y equidad.

Es extremadamente importante entender que las desigualdades, basadas en la distribución de la riqueza insatisfactoria, reducen la movilidad social y en última instancia, ejercen un impacto negativo sobre el crecimiento, la productividad y el bienestar de la sociedad en su conjunto.

Como consecuencia, la promoción de la integración social y la inclusión creará una sociedad que es más seguro, más estable y más justo.

La integración e inclusión social

La importancia del concepto de integración e inclusión social ha sido reconocido cada vez más en los últimos años. Más aún, la inclusión social es algo de un término escurridizo; un término que debe entenderse antes de utilizar.

La integración social se entiende como un proceso dinámico y que además promociona los valores, las relaciones e instituciones que permiten que todas las personas participen en la vida social, económica, cultural y política; logran esto sobre la base de la igualdad de derechos, la equidad y la dignidad.

Además, es el proceso en el que las sociedades participan con el fin de promover sociedades que sean inclusives, seguras y justas.

Hay muchas cosas que podríamos hacer con el fin de crear una sociedad más inclusiva. Uno de ellas, en nuestro punto de vista, es el de tocar ciertos temas, son importantes pero la gente prefiere mirar hacia otro lado cuando se enfrentan con ellos.

El primero, un compromiso con la eliminación de la pobreza infantil. Es muy simple: si los niños deben convertirse en algo, a ser el futuro (frase que he oído toda la vida), que necesitan una cierta posición en nuestras comunidades.

A todos los niños y jóvenes se les debe enseñar acerca de sus habilidades en cuanto a la promoción y la defensa de sus derechos, la resolución de sus propios conflictos y contribuir en el proceso de toma de decisiones.

En segundo lugar, una discusión sobre la pobreza es, después de todo, una conversación sobre la desigualdad. La injusta distribución del ingreso hace que el desarrollo de nuestra gente, nuestras economías, nuestro futuro una preocupación primordial. La disparidad de ingresos tiene el potencial para comer en la inclusión debido al hecho de que fuera la movilidad social en situación de riesgo.

Nessa Twix © Solkes

Pobreza y trabajo

Si bien la pobreza de ingresos es sólo una posible razón por la cual la exclusión social se lleva a cabo, el desempleo persistente o recurrente puede generar exclusión social directamente como la situación de paro involuntario están excluidos del mundo del trabajo, un aspecto importante de la ciudadanía y la participación.

Es primordial trabajar con los jóvenes, las minorías, los discapacitados y las mujeres líderes para romper las barreras para su plena participación en los procesos nacionales de toma de decisiones y la comunidad.

Pero esto son sólo palabras. Palabras serias sobre un tema serio, pero sólo palabras que se han escrito. La verdad es mucho más complicado, nunca es simple, tiene muchos lados, demasiadas variables y está llamando a nuestras puertas.

Problema serio

Por ejemplo, Europa se enfrenta a enormes desafíos para reducir la desigualdad y la desigualdad. Al mismo tiempo, Europa tiene un gran potencial para lograr este cambio. Apoyo a las sociedades inclusivas, innovadoras y refelctive es un requisito previo para lograr una integración exitosa.

Con el fin de hacer frente a este enorme reto social el programa Horizonte 2020 se ha desarrollado. Su objetivo es fomentar soluciones y apoyo a la innovación e incluyentes.

Se concentra en cuatro partes básicas:

1. La recuperación económica y el crecimiento inclusivo y sostenible a largo plazo.

2. El entorno global en el que opera la UE está en constante evolución.

3. Inversión de las desigualdades en Europa. Para ello, es primordial para fomentar un marco social y económico que promueva la equidad y la sostenibilidad en Europa.

4. Una mejor comprensión de la diversidad cultural y social de Europa y de su pasado.

Nessa Twix © Solkes

Es fundamental señalar que, la exclusión social se ha convertido en uno de los temas importantes en los debates sobre políticas sociales contemporáneos en los países de la OECD. algunos de los países que hacen parte de la OECD son: Canada, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Japon, Korea, España, Turquia, Reino Unido y EE.UU, por nombrar algunos.

La definición de “pobreza general” adoptada por las conversaciones de “discriminación y exclusión social ‘de las Naciones Unidas y de la” falta de participación en la vida civil, social y cultural de toma de decisiones”.

La exclusión social es una singularidad estrechamente relacionada, en muchos casos, con temas geográfico que con los factores individuales. Esto es una consecuencia directa del hecho de que en muchos casos dependemos de proximidad , la movilidad, entre otros, pueden interferir con la concentración de escenarios socioeconómicos difíciles.

Concluyendo

Por último, hay que señalar que la exclusión social no es cierto secuelas de una constelación particular de circunstancias. Con esto queda totalmente claro que la exclusión social es un proceso complejo y multidimensional. Se trata de la falta o la negación de recursos, derechos, bienes y servicios.

Es la falta de poder participar en las relaciones y actividades normales; actividades que están a disposición de la mayoría de la gente en un nuestra sociedad. Afecta tanto a la calidad de vida de los individuos, la equidad y la cohesión de la sociedad en su conjunto. Después de todo lo que se ha dicho y hecho, después de todos los avances que hemos hecho, nos faltan en nuestros corazones, necesitamos una sociedad para todos.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario