ARTMUC: aire para el arte

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Si hay algo de lo que estamos cien por ciento seguros es de la importancia del arte en la vida de cada persona. En el impacto que puede tener una obra, un artista, un color, una tendencia, una canción, etc.

Barbara Czapka © Solkes

El mercado del arte no surgió de la nada. Como todo en la historia tiene un por qué. En el fondo, desde los inicios del arte, las personas lo han limitado, tratándolo como un objeto de lujo.

Vale la pena aclarar que no siempre los artistas han sabido vender sus obras, venderse a si mismo, no han exigido el valor adecuado por su trabajo.

 

El mercado del arte

El Renacimiento comenzó el cambio en términos artísticos. Sin embargo, no se afianzó a nivel europeo hasta que llegó el siglo XVII. En ese momento el racionalismo provocó el reinado del escepticismo y la mentalidad humana empezó, por primera vez en siglos, a liberarse realmente de los perjuicios religiosos. La revolución científica estaba en alza y llegando a su punto culmen, lo que permitía que los descubrimientos de la ciencia no fueran discutidos, si no más bien aceptados sin parpadear.

Entrando en materia, hasta entonces el formato más habitual de exposición de las colecciones (generalmente en manos de nobles y contados burgueses adinerados) eran las wunderkammern (gabinetes de curiosidades).

Heinz Aschenbrenner © Solkes

En Centroeuropa comenzó un extraordinario desarrollo del coleccionismo durante el siglo XVII. Esto hizo que la burguesía empezara a formar parte del grupo de personas poderosas. Quines hacían parte de la burguesía necesitaba manifestar su nueva posición, y encontraron un lenguaje perfecto para sus necesidades: el arte.

El mercado del arte en Alemania alcanzó una facturación de casi 675 millones de dólares en 2018. Sin embargo, créanlo o no, esto representa es únicamente el uno por ciento del mercado mundial del arte. Según el Art Basel and UBS Global Art Market Report el mercado del arte creció un 6% a un estimado de $ 67.4 mil millones en 2018, el segundo nivel más alto en una década.

Es necesario tener en cuenta que los artistas jóvenes sueñan con que sus obras hagan parte del mercado ya que quieren poder vivir de su arte. Esto no es una tarea fácil. Los primeros pasos en el gran mundo del arte son tediosos y están salpicados de muchas trampas. El idealismo y el entusiasmo por el arte a menudo dan paso a una realidad sobria. El mercado del arte es una dura competencia, solo unos pocos logran establecerse allí y ganarse la vida con sus obras.

Sanna Myrttinen © Solkes

Solkes: ¿Cómo es el mercado del arte en Alemania?

Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC: El mercado del arte en Alemania se centra tanto en el segmento de precios altos (como se puede ver en muchos nuevos registros de subastas de precios altos cada mes) como en el segmento de precios bajos de hasta diez mil euros. Se invierte mucho dinero en más que acciones, fondos o casas y apartamentos, por lo que las personas ricas también invierten en arte de alto precio. Hay un pequeño «cambio» en el que las personas invierten más en artistas «vivos» que antes.

Como explicó Schwalbe, el mercado del arte en Alemania está dividido. La «capital del arte» es Colonia con la «Reina» alemana de las ferias de arte conocida como COLONIA DE ARTE y algunas otras pequeñas ferias de arte a su alrededor. Otras «buena zonas» para el arte son Karlsruhe o Hamburgo e incluso Múnich. Especialmente en Hamburgo, a la gente realmente le gusta comprar arte porque solo hay una feria de arte cada año.

Solkes: ¿Cómo ha cambiado la escena del mercado del arte en las últimas décadas?

Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC: La gente se está volviendo «más fácil en el mercado», no es como a fines del siglo pasado, cuando la gente no quería visitar una galería porque se sentían incómodos al no saber nada sobre arte. Ahora es completamente diferente: el arte esta vivo, el arte es calidad y una forma de expresarse.

 

La promoción no lo es todo

En esto momentos, los artistas están siendo promovidos como nunca antes. Ellos reciben becas de asociaciones de arte, patrocinio cultural y premios de patrocinio de empresas, entre otros. El gobierno participa en el sector cultural, en parte a través de la promoción de organizaciones artísticas sin fines de lucro, a través de sus propias comisiones o a través de academias de arte y colegios de arte.

Solkes: ¿Recibe el artista apoyo o incentivos del gobierno, de instituciones públicas o privadas?

Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC: Hay muchas becas públicas y privadas. Pero hay muchos más artistas. Muchas becas se centran en artistas jóvenes que acaban de terminar la academia y comienzan su «vida laboral» profesional.

Es importante tener en cuenta que el PREMIO ARTMUC es una beca para «artistas en programas de residencia». Los artistas tienen la oportunidad de alojarse en un área / estudio diferente, trabajar, conectarse y exponer en diferentes ciudades o países.

Las obras de arte deben «solo» satisfacer el gusto actual y eso a menudo tiene que ver con la felicidad y el placer subjetivo de la galería respectiva y sus visitantes. En última instancia, muchos artistas jóvenes terminan en centros de educación artística o educación de adultos, y como maestros y profesores prefieren ganarse la vida en el arte libre.

 

Cuestión de relaciones

A veces parece que el mundo del arte es simplemente una «etapa de relaciones”.
No siempre es el mejor, pero el más conocido recibe una exposición, un pedido o un premio. Osea, Quine tenga conexiones pude llegar mucho más lejos. Entonces, las redes a menudo parecen ser más importantes que la calidad y el talento. Las conexiones correctas y la capacidad de «conectarse en red», junto con una cierta persuasión y perseverancia son, sin duda, criterios importantes para los jóvenes artistas emergentes.

El talento debe existir, sin duda, la calidad es correcta. Sin embargo, también es necesario tener un cierto sentido de la realidad y una evaluación realista de la propia situación.

Katja Hammerle © Solkes

Debe quedar claro para todos lo difícil que es en la industria del arte y solo muy pocos artistas pueden vivir de su profesión o de su pasión y pasión. Incluso los artistas jóvenes tienen que pagar el alquiler y ganarse la vida. No solo compiten con muchos artistas de renombre, sino también con innumerables artistas emergentes en la competencia por coleccionistas y compradores potenciales de sus obras.

Solkes: ¿Qué necesita hacer un artista para destacarse?
Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC:
Marketing propio, eso es lo más importante hoy en día. Las viejas estructuras de pensamiento como «por qué debería pagar para presentar mis obras de arte en una exposición» se están acabando. El mercado está cambiando y los artistas deben darse cuenta de que esos cambios están sucediendo. La auto promoción comienza con un sitio web, redes sociales y presentación en ferias de arte y exhibiciones en todo el mundo.

Solkes: ¿Hay artistas nuevos y emocionantes, o todos copian el estilo del otro?
Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC: Bueno, es lo mismo que en el negocio de la música: siempre hay muestras de otros. Realmente no conozco a ningún artista que haya «inventado una nueva marca, algo nunca antes visto» en las últimas décadas. Por supuesto, los problemas políticos o demográficos reales influyen en la escena artística, pero es más o menos un avance de las cosas existentes.

 

Espacios para el arte

Menos y menos galerías significan una creciente falta de espacio de exhibición y cada vez menos posibilidades de un impulso para los artistas emergentes. Pero, muchos artistas se ayudan a sí mismos, se unen a iniciativas relacionadas con proyectos, organizan cursos y capacitación por su cuenta.

Elica Tabakova © Solkes

Otra forma de decirlo es: el arte necesita ser visto por todos, necesita publicidad!

Mientras tanto, se han establecido algunas formas de marketing más multifacéticas que ofrecen nuevas oportunidades y oportunidades para artistas jóvenes y conocedores de Internet. Tan alcanzado.

Solkes: ¿Hay suficientes espacios para el arte (para que los artistas exhiban su trabajo)?

Raiko Schwalbe, departamento de prensa de ARTMUC: Desafortunadamente no, los altos precios en el alquiler de un espacio en cada ciudad (incluso en Berlín) dificultan que los artistas muestren sus obras. Hay demasiados artistas para las galerías y las galerías realmente tienen que verificar su modelo de negocio sobre todos en cuanto a los costos fijos, como alquilar un espacio, almacenamiento, mano de obra, etc. Por estos precios, muchas galerías cierran en los últimos años.

Para empezar, las cifras muestran que el mercado del arte necesita eventos especiales, ferias, vernissages y subastas. La cuestión del éxito de tal evento depende no solo de la calidad de la exposición, el artista mostrado o la calidad de los bocadillos servidos. Cada vez es más importante si los visitantes sienten que han estado en la «fiesta» correcta.

Además, los artistas también son necesarios en este contexto. Ya no es suficiente que una obra de arte solo «complazca». Especialmente un artista joven, pero desconocido, tiene que ser tangible, disponible para discusiones personales y discusiones, capaz de explicar y vender su trabajo.

De echo, ferias de arte como ARTMUC son ideales para este propósito y son plataformas económicas para el auto-marketing con el fin de dar a los artistas jóvenes acceso a un público amplio.

Debe existir una cierta cercanía entre el artista y sus compradores potenciales es ahora un requisito previo para un posible éxito económico.

Mikihiko © Solkes

Schwalbe se apresuró a señalar que las ferias de arte han crecido mucho en la última década como plataforma de marketing y presentación. Se trata solo del proceso: como participante, artista o galería, puede tener contacto personal y hablar con miles de visitantes interesados en un par de días.

Dinero y cultura

Hoy en día, el patrocinio cultural está en pie de igualdad con otras formas de participación privada, como donaciones, fundaciones u otras iniciativas de mecenazgo.

Como elemento de una ciudadanía corporativa viva, el patrocinio cultural se ha convertido en una parte importante de la combinación de comunicación y marketing de muchas empresas, independientemente de su tamaño, número de empleados o industria.

Especialmente en tiempos de crisis económica, el patrocinio cultural como una herramienta de comunicación importante es de particular importancia.

Mediante la combinación de promoción cultural y comunicación simultánea de la empresa patrocinadora, el patrocinio cultural es un instrumento particularmente adecuado de comunicación corporativa: el poder comunicativo de la cultura es fuerte, incluso en comparación con la publicidad tradicional. El comprador vive con el arte hasta que el mercado se recupere. Este dividendo emocional hace que coleccionar y comprar arte sea tan atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *