Madiba: de un simple hombre a un líder implacable

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Hay tantas cosas que decir y escribir con respecto a el tema de la guerra y la paz. Evidentemente, algunos temas son más fáciles que otros. Y, por supuesto, hay algunos personajes que han llegado a ser un punto de referencia en nuestra historia.

 

Descubriendo a Mandela

Nessa Twix © Solkes

Nelson Mandela es una de estas grandes mentes y almas; era un activista político. Fue el primer presidente negro sudafricano y el primer candidato elegido de forma democrática.

Su gestión se centraba en la anulación del legado de la segregación racial a través de la observación del racismo latente y la promoción de la reconciliación racial.

Una tarea que siempre (pasado, presente y futuro) será titánica y en muchos casos inalcanzable. Políticamente, era un nacionalista africano y socialista democrático, se desempeñó como presidente del partido Congreso Nacional Africano (siglas en inglés: ANC) de 1991 a 1997. A nivel internacional, Mandela fue Secretario General del Movimiento de Países No Alineados 1998-1999.

En África del Sur se le respeta enormemente. Se refieren a él de forma habitual por el nombre Madiba, o Tata (padre), que viene de su clan étnico Xhosa. Se le describe frecuentemente como el “Padre de la nación”.

De esta forma, este hombre, al igual que muchos otros activistas, merece un día de reconocimiento por sus actos, por tener la fuerza de permanecer constante a su sistema de creencias, incluso cuando todo parecía derrumbarse a su alrededor. El Día Internacional de Nelson Mandela se creó en reconocimiento del cumpleaños de Nelson Mandela: el 18 de julio de 2009.

Debemos trabajar juntos para una reconciliación nacional, para crear una nación, para el nacimiento de un nuevo mundo. – N. Mandela –

 

Este día nace tras una llamada que hizo el mismo Mandela el año anterior. La llamada era clara como el agua y cuando dijo “está ahora en sus manos”. Sugirió que la próxima generación debería asumir la carga del liderazgo para abordar las injusticias sociales del mundo.

Fundación Nelson Mandela © Solkes

En realidad, el día de hoy es mucho más que una celebración de la vida y el legado de Madiba, es un movimiento global para honrar el trabajo de su vida y actuar para cambiar y mejorar el mundo.

Solkes: ¿Por qué es importante que la NMF exista?

N.Naidoo, miembro de NMF: Nelson Mandela estableció esta fundación para continuar su trabajo de vida hacia la profundización de la democracia, la paz y los derechos humanos. Estos temas continúan siendo críticos en Sur Africa y el mundo entero.

Solkes: ¿Cuales son los planes a corto, mediano y largo plazo de la fundación?

N.Naidoo, miembro de NMF: La fundación planea continuar con el trabajo realizado por Nelson Mandela y lograra un cambio significativo para fomentar la paz, la democracia y los derechos humanos.

 

La historia

Fundación Nelson Mandela © Solkes

Después de obtener estas respuestas resulto necesario empaparnos un poco más sobre él. Nelson Mandela nació el 18 de julio de 1918 en el pueblo Mvezo, en Umata (en ese tiempo era parte de la Provincia del Cabo de Sudáfrica). En aquel entonces lo bautizaron bajo la creencia Metodista; y así recibe el nombre de “Nelson”.

Mandela comenzó sus estudios como licenciado de Artes en la University College of Fort Hare, pero no culminó su carrera allí ya que lo expulsaron por unirse a una protesta estudiantil. Y como el destino lo quiso, decidió estudiar leyes en la Universidad de Witwaterstand.

En aquel entonces, Mandela era el único estudiante africano, y a pesar de que el racismo estaba a su alrededor, se unió a los liberares y comunistas europeos, judíos y estudiantes indios por igual. Sin embargo, no culminó sus estudios y dejó la universidad en 1952.

 

Los problemas empiezan

Durante los años cuarenta y cincuenta, ascendió rápidamente a través de los peldaños del ANC (African National Congress), lo detuvieron, sufrió el hostigamiento policial y prohibieron sus protestas.

En 1943, Mandela conoce a Anton Lembede; un africano nacionalista que rechazó fuertemente el frente racista contra el colonialismo, el imperialismo y la alianza comunista. Mandela sostenía que los negros africanos debían ser totalmente independientes en su lucha por una política autodeterminada.

Cuando se le niega la posibilidad a una persona de vivir como cree que debe hacerlo, la única opción que tiene es vivir fuera de la ley. -N.Mandela-

Naturalmente, su influencia en el ANC aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

Entonces empezó a avocarse (con la ayuda de sus simpatizantes) hacia acciones directas en contra de la segregación racial; tales como boicots y protestas, que se vieron influenciadas por las tácticas de la comunidad india de Sudáfrica.

A finales de 1952, por primera vez a Mandela se le prohibió hacer protestas o manifestarse. Debido a esta restricción, solo se le permitió ser visto en secreto mientras la Carta de la Libertad se aprobada en Kliptown el 26 de junio de 1955. El 30 de julio de 1952, Mandela fue detenido en virtud de la Ley de Supresión del Comunismoy fue juzgado junto con los 21 acusados en Johannesburgo. Lo encontraron culpable de “estatuaria comunista”,su condena de nueve meses por trabajos forzados terminó suspendida por dos años.

A Mandela se le impuso una suspensión en diciembre de seis meses de asistir a reuniones o de hablar con más de una persona a la vez, lo cual provocó que su presidencia en Transvaal ANC fuese inútil, y durante este período la Campaña del Desafío acabó.

En agosto de 1953, Mandela y Oliver Tambo abrieron su propio bufete de abogados. Era la única firma de abogados africana que funcionaba en el país. Evidentemente, fue popular entre los negros que se vieron severamente rechazados y perjudicados por las autoridades.

Fundación Nelson Mandela © Solkes

El 5 de diciembre de 1956, Mandela fue detenido junto con la mayor parte del Ejecutivo del CNA por “alta traición” contra el Estado.

Hasta este momento su historia se empezó a esclarecer. Y, pareciera fundamental entender un poco más sobre la misión de la Fundación Nelson Mandela: una sociedad que recuerde el pasado, escucha todas sus voces y persigue la justicia social.

El trabajo fundamental que realizan esta basado en repartir alrededor del mundo información dinámica sobre la vida y los tiempos de Mandela. Así mismo, quiere promover el encontrar soluciones para los problemas sociales críticos por medio del dialogo.

 

Fundación Nelson Mandela

Como si no fuera suficiente, la NMF desea contribuir hacia una sociedad justa al promover la visión y trabajo de su fundador y organizar diálogos sobre temas críticos en nuestra sociedad.

Fundación Nelson Mandela © Solkes

Continuando con nuestra entrevista.

Solkes: La NMF dice promover la visión de igualdad para todos que mantuvo Mandela durante su vida. ¿Como pretenden lograra esto?

N.Naidoo: Esto lo llevamos a acabo por medio de diálogos programados, investigaciones y el día de Nelson Mandela.

Solkes: ¿Cómo continúan trabajando y manteniendo vivos los fundamentos básicos en la NMF

N.Naidoo: Nosotros trabajamos conjuntamente con instituciones académicas, ONG’s y otras organizaciones civiles que comparten nuestros mismos ideales.

Regresando a su pasado y raíces me doy cuenta que luego de un corto tiempo, el CNA fue prohibido (1960).

En este momento el grupo pasó a funcionar de forma clandestina y se formó el ala militar Umkhonto we Sizwe (traducción en español: Lanza de la nación).

La situación superaba la tensión, los africanos quemaron sus permisos legalmente obligatorios. En solidaridad, Mandela quemó públicamente su permiso y se desataron los disturbios por toda Sudáfrica. Estos actos provocaron que el gobierno decretara la ley marcial.

Nuestra sociedad necesita restablecer una cultura de interés.

– N.Mandela –

En 1962, Mandela fue condenado a cinco años de prisión por viajar sin documentos válidos mientras salía de África e incitaba a los africanos a protestar. Dos años después, durante su detención en 1964, lo acusaron de traición y lo sentenciaron a cadena perpetua por criticar en un discurso de cuatro horas y media la memorable segregación racial.

En definitiva, Nelson Mandela pasó 27 años en prisión. Al principio en Robben Island, luego en la prisión de Pollsmoor y Vistor Verster. Una campaña internacional promovió su liberación, la cual se le concedió en 1990 en el medio del conflicto civil.

Mandela se unió a las negociaciones con el presidente Frederik de Klerk para abolir la segregación racial y establecer elecciones multirraciales en 1994, en la que Mandel llevó el ANC a la victoria y se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica.

Como si fuera poco, se convirtió en el líder de Gobierno de Unidad Nacional, que promulgó una nueva constitución de Sudáfrica Mandela también creó la Comisión de la Verdad y Reconciliación para investigar las violaciones de los derechos humanos.

Su administración estableció medidas para promover la reforma agraria, la lucha contra la pobreza y ampliar los servicios de salud. En el ámbito internacional, intervino como mediador entre Libia y el Reino Unido por los atentados del vuelo 103 de Pan Am y supervisó la intervención militar en Lesotho.

Nessa Twix © Solkes

De más está decir que Mandela era una figura controversial durante gran parte de su vida. De acuerdo a las críticas fuecondenado como terrorista comunista. Así ganó popularidad internacional por su movimiento activista.Algunos de los reconocimientos que ganó son: el Premio Nobel de la Paz en 1993, la Medalla Presidencial de la Libertad y el Premio Lenin de la Paz de la Unión Soviética.

La vida en prisión

Fundación Nelson Mandela © Solkes

Vivir en una prisión significaba lo mismo que vivir en el peor lugar del sur de África: la isla de Robben. Los prisioneros del ANC fueron clasificados como “D”, que son los prisioneros más peligrosos y que tienen menos derechos. Las condiciones eran horribles, el sistema penitenciario estaba destinado a romper el espíritu de cada persona que estaba allí. Los presos pasaban la mayor parte de su tiempo en una mina, donde los obligaban a trabajar muy duro.

No podían leer periódicos o revistas. Se mantuvieron en celdas con alfombras de heno y mantas delgadas como camas y cubos de hierro como inodoros. A los presos se les dio camisas delgadas de color caqui y un par de pantalones cortos para usar, incluso durante el invierno.

Al ser el líder del grupo, Nelson recibió un trato mucho más duro que los otros. Lo mantenían 23 horas en su celda todos los días, con la simple iluminación de una lámpara.

Solo le permitían tener una visita cada seis meses y se le concedió el derecho de escribir y recibir una carta cada seis meses. Sin embargo, las cartas recibidas eran examinadas por el guardia; y este editaba las partes que consideraba peligrosas o que podía borrar con facilidad.

Solkes: ¿Desde la creación de la fundación ustedes han visto más cambio en Sur Africa?

N.Naidoo: Sur Africa es un democracia pequeña pero que esta creciendo. Es cierto que nos enfrentamos a muchos retos pero también hemos logrado cambios que han transformado la sociedad.

Siempre parece imposible hasta que se logra. -N.Mandela-

A partir de 1985, rechazó varias posibilidades de liberación “condicional”que habría impuesto limitaciones a sus actividades políticas. Su encarcelamiento mejoró su condición política y esto dio lugar a la campaña mundial para su liberación.

Durante esos 27 años que Mandela pasó en prisión, fue escondido del mundo, mientras que extraía piedra caliza y cosechaba algas; su ejemplo silencioso de sufrimiento era una de las presiones que recaía sobre el gobierno.

Un líder es un hombre que estudia las normas de un grupo que valoran lo más preciado. Nuestra sociedad tuvo la oportunidad de ver a uno de los más grandes líderes del mundo. No hay duda alguna en cuanto a sus rasgos de liderazgo.

 

Un líder revolucionario

Fundación Nelson Mandela © Solkes

Para concluir, Nelson Mandela es considerado un líder revolucionario que tiene la capacidad de fortalecer y motivar a otras personas utilizando el proceso democrático y su fuerte sentido de llegar a un acuerdo. Creía en la democracia, la igualdad y el aprendizaje. A pesar de que lo incitaban constantemente, nunca respondió racismo por racismo.

Mandela ha sido siempre una fuente de inspiración en Sudáfrica y en el mundo para todos los que se oponían a la privación y la opresión. Las casi tres décadas que pasó en prisión representan un ejemplo de lucha.

Nelson Mandela fue un hombre capaz de levantarse y luchar. Logró algo grandioso: un movimiento de consciencia organizacional inmediata. El estatus icónico y ejemplar de Mandela no resulta de su capacidad para inspirar o motivar; se debe al hecho de que sus acciones han perdurado en el tiempo. Solo podemos esperar que las personas recuerden su ejemplo y sus enseñanzas en tiempos de crisis, cuando todo parezca oscuro y vacío, y logremos unirnos por cualquier medio necesario para ganar su libertad.

Traducción Por: Laura Viera A

Deja un comentario