Una labor feminista

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Arany Kir © Solkes

Actualmente cuando se habla de feministas hay dos versiones, la primera es la real y la segunda es la versión del machismo y/o patriarcado.

Les voy a hablar de la verdadera versión del feminismo, que es lo que hacemos la mayoría de las feministas, nosotras creamos lazos y de esos lazos surgen buenas iniciativas.

Sí estamos a favor de la despenalización del aborto, sí salimos a marchar, pero no es todo lo que hacemos.

Nosotras migrantes y feministas en un país germano parlante comenzamos con las siguientes preguntas: ¿Cómo sigo con mi feminismo desde dónde radico? ¿tengo siempre que ir a la capital para poder aportar algo?¿cómo puedo ayudar a las personas vulneradas? ¿cómo me van a encontrar las personas que necesitan ayuda o cómo las voy a encontrar?

Por causas del destino y del internet en el año 2019 nos hemos encontrado.

 

¿Quiénes nos hemos encontrado?

Nosotras un grupo de feministas hispano hablantes de diversos orígenes y de diferentes enfoques, pero con un mismo objetivo: hacer escucharnos, hacer valer nuestros derechos y ayudar a las demás mujeres. No es que a los hombres les vayamos a negar la ayuda, pero es sencillo, no es nuestro objetivo, claro que si está en nuestras manos los ayudaremos.

Cabe resaltar que nos encontramos en Baviera en la región de franconía en las ciudades Nürnberg, Fürth y Erlangen, obviamente si están en cualquier otra parte de alemania la asesoría puede hacerse la asesoría vía telefónica o online.

 

¿Cómo consigo ayuda en un país ajeno y con otro idioma?

Esta pregunta nos la realizamos individualmente al llegar a vivir a Alemania, algunas de nosotras llegamos bien preparadas con conocimientos previos del idioma o de la cultura, unas llegamos hace mucho otras hace poco, pero no todas los migrantes tienen está fortuna.

Arany Kir © Solkes

Es impresionante la cantidad de hispanohablantes que se encuentran en Alemania y en su mayoría sin hablar alemán. Esto es una desventaja si te encuentras en problemas, porque en la mayoría de las dependencias alemanas solo hablan su idioma oficial.

En algunos casos funciona hablar inglés pero no siempre, y esto no es un problema de Alemania. Si pensamos en nuestros países de origen pasa lo mismo, en las dependencias gubernamentales sólo hablan español y con suerte un poco de inglés.

Cómo ya he dicho somos un grupo variado, así que nos autodenominamos Colectiva Interseccional Feminista. Somos mujeres de diferentes edades, estado civil, creencias, tradiciones, países, nivel de estudios (todas tenemos una carrera y muchas seguimos formándonos académicamente, aunque si alguna chica se identifica con nuestra ideología y no tiene estudios, es bienvenida). Básandonos en el respeto, el grupo lo conformamos Vanina, Nora, Claudia, Vanesa, Andrea, Belén, Elisabeth y su servidora Arandy.

 

Listas a ayudar

Cuando ayudamos a una persona en particular creamos un grupo de Whatsapp llamado Femi-ayudas en este grupo hablamos todo lo relacionado al caso y únicamente ingresan las personas que pueden de momento ayudar.

¿Por qué? Muy sencillo, todas tenemos otras ocupaciones, sí esto lo hacemos en nuestro tiempo libre y sin fines de lucro, incluso metemos dinero de nuestro bolsillo si es necesario.

No prestamos dinero ni hacemos donaciones, esto de meter dinero, es muy simple hay que hacer traslados, llamadas, comer fuera, todo para lograr que la ayuda sea más efectiva. Al terminar la ayuda se elimina el grupo y se vuelve a crear otro cuando atendemos a alguien más.

 

La labor social

Entonces, se preguntaran ¿en qué consiste su labor social, si no dan alojo ni nada monetario? Bueno, es una muy buena pregunta.

Cuándo nos sentamos a hablar de ello, comenzamos con la idea de dar consejos sobre la vida cotidiana a las nuevas migrantes. Dónde conseguir alimentos de nuestros países, cómo trasladarnos en la región y país, quizás algunas frases útiles en alemán, una lista de médicos y servicios (policía, bomberos, cursos de alemán…).

Cómo funciona las máquinas de los tickets, incluso dónde hay espectáculos y círculos sociales, cosa que seguimos haciendo pero a veces hay situaciones de emergencia y sumamente graves, como mujeres violentadas, divorcios, irregularidades migratorias.

Aunque tenemos relativamente poco hemos tenido ya varios casos, nosotras no somos una organización, pero estamos organizadas.

Arany Kir © Solkes

Tenemos actualmente contacto con varias organizaciones que pueden brindarnos asesoría, como COFIZA, CARITAS, LA CRUZ ROJA, e incluso contamos con una buena en asesoría para migrantes en Leipzig a la que estamos muy agradecidas. También conocemos las demás instituciones en la región, sin embargo no hemos hecho el contacto directamente.

Cuando una mujer llega a nosotras puede estar tranquila, nosotros no la vamos a obligar a nada, tampoco la juzgar o criticar.

Obviamente tenemos nuestros límites, si la persona vulnerada nos agrede y minimiza nuestro apoyo, por más que se nos parta el corazón paramos nuestra labor.

Siempre esperando que encuentre otro camino y salga del apuro. Y esto no porque queramos que nos alaben, simplemente todo trabajo (en este caso nuestra ayuda) merece un respeto.

El objetivo de este pequeño artículo es darnos a conocer para que más mujeres lleguen a nosotras, no que los lectores nos manden cartas de felicitación.

 

Ejemplificar la labor

Para ejemplificar nuestra labor voy a contar varios de los casos que hemos tomado, sin hacer públicos los nombres por cuestión de seguridad y respeto.

Una mexicana llega a un pueblito cerca de Nürnberg da conmigo a través de un grupo de Facebook. La chica está en Alemania desde hace siete meses, sin hablar el idioma, sin visado previo, embarazada de su novio alemán. La familia de él no la quiere en la casa y él es agresivo cuando toma.

Bueno aquí procedimos de la siguiente forma: contacto telefónico únicamente, el traslado sólo se hará en caso de que ella corra peligro físico, esto por los costos y la dificultad de movilización a ese lugar sólo se llega en automóvil.

Arany Kir © Solkes

Se le ha proporcionado conocimiento acerca de las leyes alemanes, traducción de un audio que nos mandó, el procedimiento de lo que es más factible para regularizarla y nuestra opinión acerca de su futuro. Este caso es actual.

Pero también logramos que una niña que llegó con estatus de turista y posteriormente irregular, logrará entrar a la escuela. Ganamos una pensión en un divorcio y el pago del juicio esto con ayuda de una excelente abogada de lo familiar, con la cual seguiremos trabajando.

 

Una voz a las mujeres

Arany Kir © Solkes

En todos los casos estamos haciendo el trabajo de traducciones, redacción de documentos, llenado de formularios. Acompañamos a la persona a las citas siendo más que una interprete puesto que no vamos únicamente a decir literalmente, sino que dialogamos y buscamos soluciones y opciones alternas.

Antes de las citas a organizaciones nos preparamos siempre basadas en leyes, damos apoyo emocional y psicológico. Siempre la persona es libre de elegir que es lo que quiere hacer y vamos a respetar sus decisiones.

Siempre estamos abiertas a crecer, si eres feminista y estás en nuestra región te invitamos a nuestro grupo. Esto es lo que le interesa a una feminista, lograr darnos una voz a las mujeres, estemos dónde estemos. Sobre todo que ser mujer no sea una desventaja.

 

Nos puedes escribir al correo: colectivafeminista2019@gmail.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *