Con un poco de fé

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Si hay algo que sabemos, es que hay muchas clases de personas. Con esto hacemos referencia a la diversidad en personalidades, credos, idiomas, religión, razas y educación entre muchos otros factores.

Uno de los muchos factores que puede diferenciar a las personas es su capacidad de interactuar con el mundo que los rodea. Y, el interactuar puede verse en torno afectado por elementos externos o internos de una persona.

Teniendo esto en cuenta, hemos tenido la oportunidad de establecer contacto con La Fundación Fé. Es una organización que promueve la inclusión social de la población en condición de discapacidad cognitiva y sus familias.

Una discapacidad cognitiva

Fundación Fé © Solkes

Consideramos que es importante establecer que es exactamente la discapacidad cognitiva o intelectual. Se trata de un problema caracterizado por un crecimiento mental lento.

Esta es una anomalía en el proceso del aprendizaje, que hace referencia a la adquisición tardía e incompleta de habilidades intelectuales durante el desarrollo humano.

Consecuentemente, hay una serie de limitaciones sustanciales en el progreso normal de desarrollo.

Los signos del trastorno cognitivo varían según el trastorno en particular, pero en muchos casos los signos y síntomas comunes se superponen en la mayoría de los trastornos. Algunos de los signos más comunes de trastorno cognitivo incluyen: confusión, mala coordinación motora, confusión de identidad y deterioro del juicio.

Los trastornos cognitivos a menudo comienzan de manera sutil pero tienden a progresar hasta que obstaculizan significativamente la calidad de vida del individuo afectado.

También es importante entender que las funciones cognitivas son los procesos mentales que nos permiten recibir, procesar y elaborar información.

Fundación Fé © Solkes

Esto significa que nos permiten tener un papel activo en los procesos de interacción, percepción y comprensión del entorno, lo que les permite funcionar en el mundo que les rodea.

Las habilidades cognitivas nos permiten realizar cualquier tarea. Por lo tanto, los usamos para aprender y retener información.

Las personas que padecen esta discapacidad tienen una función intelectual variable.

Todas las actividades que realizamos requieren el uso de nuestras funciones cerebrales, lo que implica millones de conexiones neuronales.

El desequilibrio emocional es uno de los síntomas más comunes. El deterioro cognitivo es frustrante, y quienes lo padecen a menudo reaccionan con arrebatos emocionales y esto dificulta la búsqueda de ayuda.

Algunas personas alejan a otras en un intento de aislarse, solo empeorando el problema. Por otro lado, otros tienen emociones apagadas o inexistentes.

 

La Fundación Fé

Tras establecer esta información, nos dispusimos a hablar con la Fundación Fé. A través de un trabajo interdisciplinario, interinstitucional e intersectorial, brindan todo tipo de servicios especializados de salud, rehabilitación, educación y protección.

Aunque todo esto suena increíble llegamos a la conclusión de que era necesario hablar con ellos a fondo.

Fundación Fé © Solkes

Laura Viera A: ¿Cómo nació este proyecto?

Cristina Rivera, Directora de la Fundación Fe: La Fundación Fe es una entidad sin ánimo de lucro, que nació en mayo 10 de 1968 bajo el compromiso de cinco madres, y como respuesta a la necesidad de muchas familias que acudían al Hospital Infantil Lorencita Villegas de Santos, en búsqueda de atención para su(s) hijo(s) con discapacidad.

Con el pasar de los años y de mucho trabajo constante y dedicado el trabajo de la fundación fue cogiendo más fuerza. Tanto así que en 1975 la Secretaría de Educación autorizó su funcionamiento como Institución de Educación no formal, que incluía además Formación Ocupacional y Servicio de Empleo. En 1983, inició el Programa de Estimulación Temprana y en 1988, inicia la promoción del derecho a la Educación a través de la experiencia de Integración al aula regular.

Las personas necesitan una oportunidad para la inclusión – Fundación Fé –

 

Así mismo, el trabajo de esta fundación ha recibido el reconocimiento de la sociedad colombiana. Han recibido la Mención Honorífica, Otorgada por la Sociedad Colombiana de Pediatría – Bogotá, el premio Beneficencia y Premio Portafolio Empresarial “95” Balance Social – Mediana y Pequeña Empresa.

Fundación Fé © Solkes

Trabajando a largo plazo

Laura Viera A: ¿Cómo te involucraste en este proyecto?

Cristina Rivera, Directora de la Fundación Fé: Soy psicóloga de profesión, especializada en procesos de aprendizaje y desarrollo infantil y desde siempre me ha apasionado el trabajo con personas en condición de discapacidad. Llegué a la Fundación Fe en el año 2001 y desde ese momento le he apostado a la excelencia de nuestros servicios, siempre con la única intención de mejorar la calidad de vida de quienes más nos necesitan.

Laura Viera A: ¿Qué te inspira a seguir?

Cristina Rivera, Director of Fundación Fé:La felicidad de cada usuario y la satisfacción de sus familias, el demostrarle a la sociedad de lo que ellos son capaces y de que han venido al mundo a enseñarnos el verdadero lenguaje del amor incondicional. Me inspira el poder liderar la restitución de sus derechos y ser la voz de cada uno de ellos.

Laura Viera A: ¿Por qué es importante ayudar?

Cristina Rivera, Director of Fundación Fé: Primero, porque el mundo actual necesita de personas que puedan servir a los demás y porque ayudar nos llena el alma y el corazón. Segundo, porque existe un centenar de personas que necesitan de nuestro apoyo, no solo material, sino emocional, afectivo, personal y si tenemos la posibilidad de apoyarlas es nuestro deber hacerlo.

Aunque ayudar es muy importante, muchos simplemente hablan de ello y en realidad no hacen nada.

El mundo de hoy necesita personas que puedan servir a los demás. Ayudar llena nuestras almas y corazones. Por ejemplo, hay cientos de personas que necesitan nuestro apoyo, no solo material, sino emocional, y si tenemos la posibilidad de apoyarlas, es nuestro deber hacerlo.

nos falta entender que de todos depende poner barreras o permitir la participación de las personas con discapacidad.

Hay que dejar en claro que aunque se ha logrado mucho, en nuestro país, Colombia, aún hace falta mucho por hacer.

Falta por ejemplo, tolerancia y aceptación por la diferencia, entender que, aunque todos somos seres humanos no somos iguales y que las personas con discapacidad pueden participar de la sociedad, en igualdad de condiciones, entendiendo que requieren de apoyos para poderlo hacer de manera correcta.

Por esto mismo, hasta el momento, lo más difícil ha sido el sostenimiento de la Institución. Los recursos económicos que se recibieron hace unos años se han disipado con el paso del tiempo.

Fundación Fé © Solkes

Laura Viera A: ¿Si no estuvieras haciendo esto qué harías?

Cristina Rivera, Director of Fundación Fé: Nunca había pensado esa pregunta, sin embargo y sin el ánimo de parecer evasiva, no me veo en otra actividad que no sea ayudar a los que más necesitan de mí. Llevo casi 18 años en este camino y me ha llenado de aprendizajes que en ningún otro lado los hubiera podido obtener. Agradezco todos los días a Dios por haberme puesto en la Fundación Fe y darme la posibilidad de llenar mi vida con estas personitas maravillosas que no dejan nunca de enseñarnos a vivir.

Rivera nos aseguró que uno de los aspectos más complicados a sido la aceptación, con que existen algunas falsas creencias e imaginarios en torno a la discapacidad cognitiva, que hacen que las personas se alejen un poco de ellas.

Como logran ayudar

En todos los ámbitos se tienen dificultades, en el familiar, en el escolar en el laboral. Sin embargo, esos son los retos que nos motivan a seguir trabajando por ellos.

La fundación Fé trabaja a través de servicios especializados referenciados en cuatro grandes programas:Programa Nido de fortalezas: Para madres gestantes como una medida preventiva ante la ocurrencia de
una discapacidad y para madres lactantes que han tenido un(a) hijo(a) con discapacidad.

Programa de Niñez: Para niños de 0-12 años.

Programa de Adolescentes, jóvenes y adultos: Para mayores de 13 años.

Programa de Protección: niños y jóvenes remitidos por el ICBF, porque además de su discapacidad tienen alguna vulneración en sus derechos.

Brindarle servicios especializados de calidad en salud, educación y protección, es un trabajo primordial. Y, obviamente a la restitución de sus derechos, de mitigar los factores de riesgo a los cuales pueden verse enfrentados.

Tienen varios objetivos. Y, como punto de partida esta la construcción de una nueva sede. Se quiere incrementar el número de personas beneficiadas. Y, lograr impactar en municipios aledaños a Bogotá.

Desde sus programas de educación, salud, protección, familia y comunidad, se ha brindado atención integral a más de 6.000 personas con discapacidad cognitiva. Además se ha orientado a más de 12.000 familias y ha sensibilizado a un centenar de personas e Instituciones que de alguna manera se encuentran vinculadas con la discapacidad (Universidades, instituciones educativas regulares etc).

La verdad

Fundación Fé © Solkes

En conclusión, los colombianos y la gente en general necesitan instituciones como la Fundación Fé.

Todos necesitamos una mano amiga. Estos son tiempos difíciles y nadie tiene que sentirse solo.

Ellos trabajan en equipo se esfuerzan por brindar un espacio en el que las personas estén incluidas.

Y es triste reconocerlo, pero las personas con problemas cognitivos se enfrentan a una sociedad que muchas veces los devuelve.

Por ejemplo, muchas instituciones educativas los rechazan, porque a los procesos de inclusión en Colombia, aún les falta entender a esta población.

La Fundación FE, tiene un personal increíble. Tienen más de 50 años de experiencia, sus programas de rehabilitación son reconocidos y sus pacientes están sumamente felices.

También hay falta de solidaridad y respeto por la diferencia. Hay mucha desinformación en todos los ámbitos de la sociedad, en relación con las personas con discapacidad cognitiva. Nos ayudan a abrir nuestras mentes y corazones. Nos recuerdan lo que significa tener fe.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario