Fundación Santa María

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Durante las ultimas décadas miles de menores de edad han sufrido inmensamente. Los números son una pesadilla que parece no llegar a su fin. Aproximadamente 2 millones de niños han muerto; seis millones de personas sin hogar; 12 millones de heridos o discapacitados y hay al menos unos 300.000 niños soldados que participan en 30 conflictos alrededor del mundo.

La crisis

Esta es la imagen global. Por otro lado, la situación de Colombia en relación con los niños huérfanos es terrible. Sólo teniendo en cuenta que entre 1975 y 2014 las FARC reclutó a 11.556 niños es una verdad horrible que se ha roto nuestro corazón.

Para los defensores de niños y niñas, es evidente que los derechos fundamentales de decenas de miles de niños son ignorados. Muchos de ellos terminan profundamente traumatizados, gravemente heridos o discapacitados.

No es ningún secreto que los niños tienen derecho a las garantías fundamentales. Son garantías asumidas por la Convención de Ginebra para la protección de personas civiles en tiempo de guerra.

Muchos piensan que esto es una cosa obvia, pero en verdad, no lo es. Los derechos de muchos niños son ignorados y pisoteados. El primer protocolo adicional sobre el comportamiento durante las hostilidades establece el principio de protección especial previsto para los niños.

Fundación Santa María © Solkes

Este principio también se aplica a los casos de conflictos armados no internacionales. El segundo protocolo adicional prohíbe el reclutamiento de niños menores de 15 años y su participación directa o indirecta en la guerra.

Adicionalmente, todos los niños menores de 18 años están garantizados los derechos específicos protegidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada el 20 de noviembre 1989 por las Naciones Unidas. Y, aunque parezca incomprensible para muchas personas hay varias razones por las que los niños son huérfanos.

Algunas de las razones podrían ser que los padres están ausentes, en algunos casos es imposible proporcionar una atención segura y satisfactoria; y por el otro lado, los niños en riesgo de no tener el cuidado de su familia ya que tienen una serie de limitaciones para proporcionar un cuidado de calidad.

Colombia y América Latina

Más aún, la pobreza y la desigualdad son considerados factores de riesgo. Los indicadores de pobreza aumentan las posibilidades de sufrir la discriminación, la explotación de un niño y tener más dificultades para ejercer sus derechos.

Colombia es presentada como uno de los países donde el conflicto armado provoca no sólo el desplazamiento forzado y la desintegración de la familia, sino que además éstas son las causas más comunes de pérdida de cuidado de la familia, junto con la violencia doméstica.

Es necesario un nuevo comienzo en la vida después de los terribles traumas que han sufrido.

Es necesario tener en cuenta que veintidós departamentos de Colombia reportaron casos de reclutamiento y utilización de niños por grupos armados ilegales. Cientos de niños han quedado huérfanos por los padres a causa de los enfrentamientos o acciones violentas.

Si bien hay muchas causas que varían de acuerdo a las características de los países de la región.

En América Latina se consideran que los niños tienen un gran riesgo de perder su hogar a causa de violencia doméstica, la violencia de género, las personas sin hogar, el trabajo infantil, la explotación sexual comercial, los desastres naturales, conflictos armados, el VIH SIDA, el abuso de drogas, la discapacidad y la migración. En la región de 6 millones de niños sufren abuso severo.

Apoyando a niñas

La Fundación Santa María es uno de esos lugares que podrían ser creadas por los ángeles. Y, digo esto porque el trabajo que realizan se dedica en dar a las niñas desfavorecidas desde los tres años de edad. Sin embargo, Santa María nunca será una institución. Y, esta es una distinción importante. Es un centro de aprendizaje académico que se ve reforzada por los profesores dedicados.

La Fundación Santa María apoya a las menores abandonadas, huérfanas, a quienes se consideran estar en “alto riesgo” y otras niñas vulnerables. Algunas de las niñas pequeñas pueden haber perdido familia, pero en algunos casos también han sido objeto de diferentes tipos de abusos. Ellos tienen personal altamente capacitado está ahí para enseñar y apoyarlas.

La idea es asegurar su bienestar físico y emocional en un entorno seguro y acogedor. A medida que pasaban los días, Lady se dio cuenta de la cantidad de inconvenientes, desventajas y desigualdades que hay en todo el mundo.

Creando la fundación

En este momento su motivación incrementó y estaba segura de que quería que este sueño se hiciera realidad. En este punto se encontró con Peter Mowlad, que actualmente es el presidente de la fundación, un hombre de negocios exitoso y también quería hacer parte de un proyecto similar.

Fundación Santa María © Solkes

Debe tenerse en cuenta que Peter creció sin padres, este hecho lo hizo tener un fuerte deseo por ayudar a otros niños que estaban viviendo una experiencia similar a la que tenía. Teniendo esto en cuenta, Lady lo invitó a trabajar en Colombia, para desarrollar una investigación que ayudará a descubrir la población más vulnerables y crear un equipo que podría ayudarles a alcanzar su sueño de ayudar a los demás.

En 2009, la Fundación Santa María nació. Una fundación destinada a la protección de los niños huérfanas, abandonadas o en un estado vulnerable. Consideran que todo lo relacionado con los niños es de vital importancia y que tanto adultos como los miembros de una deben asumir la responsabilidad.

Ellos consideran que todo lo que este relacionado con la niñez de de vital importancia y al ser adultos es nuestra responsabilidad el velar por ellos. La pobreza y pobreza extrema en una sociedad afectan de manera significativa a un gran número de personas en Colombia.

Naturalmente, la pobreza provoca una educación deficiente, mala salud, el alto desempleo que los hace vulnerables a la violencia y la participación en las filas guerrilleras. La educación es el medio por el cual los individuos pueden salir de la pobreza.

La motivación

Así que la historia de la Fundación Santa María tiene toda esta información y la verdad triste en su composición.

Solkes: ¿Por qué nació la Fundación?

Lady: Mi anhelo y motivación como Colombiana y después de llevar muchos años fuera del país, era empezar una organización en Colombia, que fuera totalmente dirigida a la niñez y donde les pudiéramos proveer un ambiente con amor y bienestar familiar, el cual todo niño necesita para su formación integral.

Solkes: ¿Cómo es la situación actual de las menores abandonadas, huérfanas consideradas de alto riesgo en Colombia?

Lady: Colombia tiene una población de 48,5 millones de habitantes. 36% son menores de 18 años, y de ellos 13,12% son menores de 6 años. De esta cifra, 45,5% vive en condiciones de pobreza y el 16,4% vive en condiciones de pobreza extrema.

La pobreza expone a la niñez a la violencia, el abuso de sustancias, la prostitución y el conflicto armado. Cuatro de cada 5 de todos los incidentes de abuso sexual reportados en Colombia son menores de 18 años y el 84% son a niñas.

Solkes: ¿Cuál es el objetivo de la fundación a corto, mediano y largo plazo?

Lady: Nuestra objetivo es dar a las niñas de edades comprendidas desde los 5 años en adelante un nuevo comienzo en sus vida después de los terribles traumas que algunas han sufrido y brindarles nuevas oportunidades a cada una de ellas.

Fundación Santa María © Solkes

Solkes: ¿Únicamente trabajan con niñas? ¿Por qué no trabajan con niños también?

Lady: Porque las mujeres y niñas después de un estudio cuidadoso que se ha realizado al principio de este camino, surgió como uno de los grupos más afectado como se puede ver en las cifras presentadas anteriormente.

Solkes: ¿Cómo se lleva a cabo el trabajo entre Colombia e Inglaterra?

Lady: Estamos registrados legalmente como fundación en los dos países esto le da seguridad a las organizaciones y a los individuos que están apoyando a las niñas, ya que existe un control gubernamental. En Inglaterra el trabajo que desarrollamos es conseguir los fondos y en Colombia es dónde nuestras lindas niñas están y donde se entrega el dinero, donde se utiliza el 100% para el beneficio de las ellas.

Solkes: ¿Por qué es necesario ayudar a las menores en Colombia y en el mundo entero? con la fundación?

Lady: En general hay que cuidar a la niñez en el mundo.

Nuestro objetivo es asegurar que nuestras niñas se conviertan en jóvenes, seguras, capacitadas, con valores y con excelente educación. Que tengan un conjunto de habilidades que les permitan participar plenamente como miembros positivos y activos de la sociedad a nivel Nacional e Internacional.

Por ejemplo, varios estudios sugieren que una exposición temprana a la música clásica es beneficioso para el desarrollo. Ayuda a desarrollar el lenguaje, entre otros. Dicho esto, la FSM proporciona una combinación de música clásica, literatura, inglés y arte. Las niñas son siempre la prioridad y deciden el camino que quieren tomar. La fundación está destinada a ser puente para que puedan alcanzar sus objetivos.

En el momento de ayudar y guiara un grupo de niñas, estas creando unas nuevas generaciones, cuando formas una generación con nuevas herramientas, alternativas, educación e información hay más posibilidades de futuro y prosperidad no solo para ellas sino para sus familias y eventualmente para un país.

La Conclusión

Fundación Santa María © Solkes

Es importante mencionar que las niñas y mujeres en todo el mundo tienen muchas desventajas: 1,4 millones de personas viven con menos de 1 dólar al día y el 70% son niñas o mujeres. Las mujeres constituyen un tercio de la fuerza de trabajo en todo el mundo, pero sólo se les paga el 10% de su trabajo. Las mujeres producen la mitad de los suministros mundiales de alimentos, pero sólo poseen el 1% de la tierra. Éste no debería ser el caso.

La Fundación Santa María cree firmemente que las mujeres tienen el poder de dar forma a la sociedad dado el importante papel que desempeñan en la formación de la personalidad de los menores. Educar y capacitar a las mujeres y las niñas, es una inversión en el futuro de una sociedad.

El objetivo es ayudar a que las menores se conviertan en mujeres con confianza, con valores fundamentales. Que tengan un sentido de pertenencia y la autoestima suficiente para salir de la pobreza. En todo el mundo las mujeres y las niñas se enfrentan a los problemas de la desigualdad. La discriminación las pone en una desventaja social y económicamente y de esta manera las hace vulnerables al abuso físico y la violencia.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario