#venezolanosconcorazón

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Cuando estamos envueltos en una crisis, muchas veces nos resulta difícil o hasta imposible, dependiendo de la gravedad de la situación, encontrar algo positivo en medio de la tormenta. La negatividad (para algunos, realismo) se apodera de nosotros y terminamos sufriendo, sobre los embates de dicha crisis, los de nuestra propia actitud ante lo que acontece. Así, dentro de todo ese mar de situaciones que nos desestabilizan, perdemos la objetividad y a veces hasta la esperanza.

Andrés Modesto © Solkes

La motivación

Para nadie es un secreto que Venezuela lleva mucho tiempo metida en una crisis que cada día se agudiza y cada vez va abarcando más y más ámbitos. Para muchos lleva más de diez años, para otros, suma tal vez sólo dos o tres.

Andrés Modesto © Solkes

Lo cierto es que el venezolano está agotado, estresado, preocupado, golpeado por todos los costados y eso hace que muchos se sientan perdidos y piensen que es imposible salir de esta terrible situación. Que piensen que aún queda mucho camino que recorrer, antes de comenzar a ver la luz al final del túnel.

Y, tal vez esto último sea cierto, sin embargo el camino será más corto y más transitable si logramos ver la importancia de cada uno de nosotros. Si nos comenzamos a ver como protagonistas del cambio y no como simples espectadores pasivos e impotentes.

Esto lo entendió Andrés Modesto, un aragüeño, de 36 años que no titubea al expresar el gran orgullo que siente por haber nacido en Maracay, también llamada Ciudad Jardín, y ser venezolano. Él habla de Venezuela, con pasión y orgullo.

Como un niño que habla de su madre dice que “Venezuela es el mejor país del mundo” y es que para cada quien su país es el mejor y todos tenemos un poco de razón.

<blockquote class=”td_quote_box td_box_left”>
<h6 id=”normalText”>El cambio comienza por uno, fácil decirlo, lo difícil es concientizarlo y aceptar la responsabilidad 100% de lo que nos corresponde como ciudadanos.</h6>
</blockquote>

Andrés, se graduó en Políticas Públicas en la Universidad Central de Venezuela. Desde muchacho ha tenido dos grandes pasiones para las que ha sido autodidacta, la escritura y la fotografía.

Dentro de estas actividades, ha dejado su firma en varios proyectos. Desde los más modestos, como el periódico del liceo donde se graduó de bachiller, hasta otros ya un poco más notorios, en la Red, como www.planetaurbe.com, www.rumbacaracas.com, www.culturizando.com, entre otros. Su proyecto personal www.ProximaExtacion.com, nace en 2004 y poco a poco ha ido creciendo y evolucionando a lo largo y ancho de las redes sociales.

 

#VenezolanosconCorazón

Andrés, es un joven emprendedor, noble, idealista y soñador, su conciencia social y su inconformidad ante la injusticia que se ve día a día en el país, lo llevó un día a tomar su hobbie un poco más en serio y así darle voz y rostro a aquellas personas que en el corre-corre cotidiano y en nuestra sociedad, un tanto egocéntrica e individualista, son ignoradas o peor aún, quienes por formar parte de las minorías, terminan siendo maltratados o denigrados.

Andrés Modesto © Solkes

Cuenta Andrés, que un día esperaba dentro de un taxi a una amiga para ir juntos a Caracas, mientras lo hacía, pudo observar a cinco niñitos, de entre 6 y 10 años, que estaban limpiando parabrisas en el semáforo. Cuando el más pequeño del grupo terminó de lavar un parabrisas, el dueño del vehículo, le lanzó unas monedas al piso, dejándole las manitas extendidas. Al ver esta escena tan humillante, peor aún, hacia un niño de apenas 6 años, que debería estar jugando en la seguridad y cobijo de su hogar, en lugar de en la calle bregando por unas pocas monedas, se sintió indignado y decidió hacer algo.

Andrés Modesto © Solkes

Así nació Venezolanos con Corazón. Un espacio de reflexión, de reconexión con el otro, ése que a veces no queremos ver porque nos muestra nuestras carencias como sociedad. Un espacio que persigue sensibilizarnos ante los problemas de alguien más. Ése al que le pasamos por el lado muchas veces y por estar imbuidos en nuestros asuntos no advertimos su presencia.

Todo comienza buscándole conversación a esa persona o grupo, que llama su atención. Luego, cuando logra conectar o al menos demostrar que no quiere hacerles ningún daño, se identifica y les pide permiso para fotografiarlos. Básicamente conecta con la persona.

Les hace preguntas, en muchos casos les brinda alimento, café. Lo más importante, les da su compañía, cariño y empatía. 

Luego, ya en su casa, publica en sus redes sociales, alguna de las fotos junto con parte de la historia, de la conversación y/o entrevista y lo acompaña con alguna reflexión.

 

El discurso

El verbo de Andrés no es rebuscado, al contrario, es bastante sencillo, a veces incluso un tanto pasional e inocentón. Logra movilizar las emociones, conmueve, llama realmente a reflexionar, a auto evaluarnos, a detenernos y a pensar que más allá de nuestros problemas. Siempre puede haber otro en una peor situación y podemos hacer algo por ayudar. Lo sumerge a uno en el mundo de esa persona a la que retrata y podemos ver la realidad desde sus zapatos, darnos cuenta de la otra cara de la moneda y de que cada uno hace lo mejor por lograr salir adelante y sacar adelante a su familia.

Tal vez, para algunas personas, lo que hace puede parecer un poco tonto o sin mayor importancia, pero allí está él dando el ejemplo de cómo cada uno de nosotros, desde su tribuna y sus posibilidades, puede hacer algo por el prójimo y por el país, creando consciencia y despertando el interés de otras personas a involucrarse y buscar ayuda para los más necesitados.

Cada vez son más las personas que lo siguen por las redes, que comentan y replican sus artículos. La respuesta del público casi siempre es la misma.

Para Andrés Modesto ha sido toda una sorpresa el impacto que ha causado #VenezolanosConCorazón. Le ofrecen bendiciones por su labor, lo felicitan por los reportajes, se manifiestan conmovidos por las historias. Le agradecen por brindarle a quienes lo necesitan la oportunidad de expresarse y hacerse notar. Por demostrar que aunque se encuentran en una situación tan desafortunada, también tienen mucho que decir y que aportar para sacar adelante al país.

Poco a poco su trabajo ha ido llamando la atención de artistas, escritores, humoristas, políticos, ONG’s, dentro y fuera del país. Poco a poco se está gestando un movimiento que crece, un interés en hacer más y más por los más necesitados. Lo que comenzó como un espacio de denuncia, desahogo, reportaje, está tomando otras dimensiones. Ha logrado conseguir insumos médicos, comida, agua y ayuda, para algunos de sus entrevistados. Siempre dispuesto a hacer un poco más para incluir a aquellos que están al margen de la sociedad.

Agradeciendo

Andrés Modesto © Solkes

No ha sido un trabajo fácil, por el contrario, ha sido muy arriesgado. Lo han robado, lo han amenazado, han querido censurarlo, lo han acosado por sacar a la luz algunas verdades incómodas para los intereses de algunos poderosos.

¿Romántico? Sí un poco o mucho quizás. Él esta decidido a hacer algo para mejorar su entorno y es que así y sólo así, los países salen de las crisis. Cuando cada uno de nosotros entiende que por pequeño que parezca, es importante nuestro aporte, nuestro esfuerzo y no debemos seguir esperando a que un tercero, llegue mágicamente a resolver todos los problemas.

Nobleza, espíritu, valentía, inspiración, romanticismo, temple, voluntad, son algunas de las características de Andrés Modesto, y es que hay que decirlo, él también entra en el grupo de los #VenezolanosconCorazón. Gracias Andrés y gracias a cada uno de los #VenezolanosconCorazón, con el compromiso de todos, sacaremos a Venezuela de este mal momento.

Ayuda o Contacto:  proximaextacion@gmail.com

Deja un comentario