Madre, ¡te amo!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

En algunos momentos la fuerza de la maternidad supera las leyes de la naturaleza.

– Barbara Kingsolver –

OH MADRE TE AMO! Como no podría … te debo mi vida, el mundo, mi amor … ¡Le debemos mucho a las madres y las damos por sentado! Suena trillado pero es verdad, hasta el momento en el que se convierte en mamá, es imposible entender todos los sacrificios que hicieron por nosotros.

Nessa Twix © Solkes

La maternidad es tan difícil, tan desafiante, tan gratificante. Y, después de acostar a mi hija, quiero un momento para mí. Luego, a medida que avanza la noche, también lo hace el silencio y extraño a mi hija. Nunca me imaginé que podría amar a alguien tanto. Entonces, miró algunas fotos que tengo, una o cien, y me meto en la cama con ella. Dormimos juntas. En ese instante me encuentro a mí misma.

Este es un homenaje a todas aquellas mujeres que se llegan al trabajo con manchas de leche en sus vestidos, obvio sin darse cuenta, y pañales en sus carteras. En el momento 0en que se convirtieron en madre, nunca más tuvieron ropa totalmente limpia, eso es una ilusión.

Para aquellas madres que no pueden evitar que las lágrimas caigan por sus mejillas cuando sostienen a sus bebés por primera vez en brazos; y para las madres que dan a luz a sus bebés que nunca las verán.

Para aquellas mamás que esperaron durante tantas horas para ver nacer a sus hijosPara aquellos que decidieron tener un parto natural o aquellas que decidieron que una cesárea era lo mejor para ellos (bebé y mamá).

Para todas esas madres que decidieron amamantar a su bebé. Sintieron mucho dolor en algún momento, lagrimas de desesperación y de felicidad y después sostenían a un bebé en sus brazos que sentía calma absoluta. Algunas amamantaron por unos cuantos meses otras por más de un año (me incluyo en ese grupo) y después fueron criticadas por haberlo hecho.

Para esas madres hermosas que decidieron que darle formula a sus bebes era la mejor opción para ellos como familia.

Para aquellas madres que han planificado cada pequeño detalle y para las muchas que simplemente improvisan.

Arandy Kir © Solkes

Ah, y no olvidemos a las madres que viven tomando café y se saltan más de una comida, pero nunca se olvidan de sonreír y abrazar a su pequeño. Que hacen loncheras divertidas y picknick improvisados. Que juegan y cantan en la mitad de la calle¿Y qué hay de aquellas mujeres que no se han duchado apropiadamente en días y han pasado innumerables horas al lado de sus hijos porque tenían fiebre y no podían imaginarse durmiendo sin mamá, con mamá?

Para todas esas madres que vieron la cocina hecha un desastre.. y solo suspiraron de emoción cuando sus hijos la ayudaron a arreglarY, después cocinaron desayuno para que mamá tuviera fuerza para poder jugar.

Nessa Twix © Solkes

Para todas esas madres, que como yo, decidieron vivir lejos de su familia. Que no tienen abuelas, ni tíos, ni niñera, solo amigos cerca que se convertían en miembros de la familia.

Para aquellas mamás que no pudieron concebir un bebé y buscaron uno en todo el mundo. Y, después de buscar durante horas, decidieron dar su amor a un bebé que otra persona ha entregado por un mañana mejor. Para las madres que dieron hogares a bebés y les regalaron una familia. ¡Hurra por la adopción!

Esto es para las madres que desafían todas las probabilidades solo para ver a su hija actuar.

Para todas las mamás que lean «Buenas noches Luna» dos veces por noche durante un año, y luego lean de nuevo…»Sólo una vez más.»

No olvidemos a las madres que lloran en silencio por sus hijos cuando van al jardín y al colegio.

El vínculo que un niño desarrolla con su madre nunca puede romperseElla te llevó y te sostuvo. Cuando naces se corta el cordón. Nunca se corta en su corazón. Ese vínculo dura para siempre.

Nessa Twix © Solkes

A medida que crecemos, cambiamos y nos convertimos en nuestra propia gente y podemos olvidar a esa mujer que nos cuidó y nos amó.

Brenda Cardona © Solkes

Este es un homenaje a las increíbles mamás que se acuestan tarde o se levantan temprano para tener el desayuno listo y jugar con sus hijos.

Para aquellas mamás que trabajan largas horas y viven con el miedo eterno de no pasar el tiempo suficiente con sus pequeños. Cuando la culpa se apodera de ellos y tienen que respirar profundamente para no llorar. Quiero decirles que ustedes son heroínas, son un ejemplo y lo hacen bien.

Este es un tributo a la mano que mece la cuna y también hizo de la casa un hogarPara esa asombrosa mujer, que después de trabajar hornearon pasteles y pastelitos llenos de colores.

Cómo olvidar una casa llena de colores, pintura, muñecas, purpurinas, cocinas pequeñas, legos y dinosaurios o el golpeteo de pequeños pies. A veces hay risa, a veces hay rabietas, a veces se pone mala cara.

Nessa Twix © Solkes

Las madres nunca pierden la esperanza cuando los tiempos son difíciles. Siempre hay un consejo maternal, un sacrificio, un apoyo y un amor ilimitado.

Desde las lágrimas de la noche, a través de todos los moretones, rasguños y golpes. Por todos esos besos y abrazos que han sido dados y recibidos, por las palabras de aliento y las muchas rimas infantiles … oh, risas, recuerdos, esas miradas en sus ojos.

Solo quiero decir: Gracias, mamá … por el amor, la fuerza y ​​el cuidado. Por ser mi tutor y mi guía.

Te amaré siempre. Tú estarás por siempre en mi corazón, no sé como agradecer todo lo que hiciste y continuas haciendo por mi. Siempre pienso en mi mamá, todos los días y la extraño mucho. Veo a mi hija y todo lo que quiero es que sepa que ella fue la mejor decisión de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *