Sufirendo de cobardía emocional

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Una persona miedosa es en ocaciones, mucho más de lo que quiseramos acceptar, desesperante. Son personas que no se atreven a hacer nada diferente, nada que salga de las normas. Son personas que dudan todo, que se pasan la vida sin intentar cosas nuevas, cambios.

Nessa Twix © Solkes

El miedo es una emoción compartida por todos. Pero, la cobardía es una actitud. Cualquier persona puede actuar con miedo.

Cobarde es un adjetivo. Se aplica a aquel que carece de valentía para realizar una acción de riesgo o para enfrentar una situación.

Cobarde es un adjetivo. Se aplica a aquel que carece de valentía para realizar una acción de riesgo o para enfrentar una situación.

Existen varias formas de demostrar cobardía. Pero, sin duda, la más evidente que se plasma en los comportamientos. Más allá de lo que podamos sentir o pensar hay momentos en los que la situación nos pide actuar.

El no hacer nada, el no tomar acciones es la forma más conocida y visible de cobardía. Son personas que adoptan una posición pasiva en la mayor parte de los ámbitos de su vida.

La cobardía también se evidencia en la falta de intervención ante una situacion externa, frente a algo negativo que le esté ocurriendo a un tercero.

También hay personas que sufren de “cobardia emocional”. Esto quiere decir, que si no se siente no se sufre. Estas personas suele huir de las emociones es la solución para muchas personas. Lo más probable es que para ellos las emociones sean visats como complicaciones.

Nessa Twix © Solkes

Pero huir de las emociones es algo que tiene un trasfondo. Tienen un pasado como: falta de expresión y empatía, malas experiencias de adultos e incluso el miedo a perder el control de los impulsos.

¿Por qué se comporta alguien así? Pues, aunque no es tarea fácil (quien diga lo contrario miente) consideramos que un modulador fundamental de nuestra valentía tiene que ver con el número y la calidad de las herramientas con el que contemos.

Todos tenemos cerca a alguien a quien le podemos poner la etiqueta de cobarde.

La cobardía es una de las características esenciales del ser humano. Es muy compartida, etiquetada en otros, pero muy poco reconocida.

La cobardía va de la mano del miedo y del conformismo. Son inseparables. Si no hay miedo detrás, no es cobardía.

Los cobardes son los que se cobijan bajo las normas

– Jean Paul Sartre –

Se puede ser cobarde en varias dimensiones de esta actitud. A nivel emocional, a nivel de comportamiento o incluso a nivel de pensamiento.

Nessa Twix © Solkes

Resulta muy difícil evitar cualquier actitud de cobardía a lo largo de toda la vida, ya que las situaciones mas difíciles suelen hacer dudar incluso a los más valientes.

Tener relaciones con personas cobardes es muy dificil y cpomplicado. Son personas que lo drenan a uno emocionalmente, los destruyen.

Son personas que desgastan, drenan todo lo que hay en uno. habita en ti… Puedes terminar desolado. Son, por decirlo de alguna forma, personas veneno sin un antídoto.

La cobardía tiene millones de interpretaciones, de razones y consecuencias, y miles de millones de justificaciones. No hacer algo, cualquier cosa, es como no tener esperanza o ganas de vivir. Los cobardes suelen ser condenados a nivel social en todo el mundo. En cambio, los valientes son felicitados y elogiados.

No hay bibliografía relacionada.

Deja un comentario