La Palma

Por: Imelda U
Fotos: Hari Moreno Leon

La Palma, cuyo nombre histórico es San Miguel de La Palma, es una isla en el océano Atlántico que hace parte del archipiélago de Canarias (España). A diferencia de otras, su conquista por parte de los castellanos no se dio hasta 1493.


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

En el 2015 visité La Palma. La verdad es que este viaje aparecio de manera imprevista. Simplemente me desperte un día con ganas de conocer y hace mucho no veia el mar. Entocnes, compre un tiquete y listo! Durante mi viaje, me di cuenta de varias cosas.

La primera de ellas fue que recorrer La Palma es darse un auténtico baño de naturaleza ya que los 706 kilómetros cuadrados de la isla están declarados como Reserva de la Biosfera.

Y ahi empecé a indagar. Lo primero que quería saber era por qué la habían otorgado el estatus de “reserva”. La razón es su amplia variedad de paisajes: volcanes, bosques de pino, cumbres cubiertas de laurisilva, impresionantes acantilados o pequeñas calas de arenas negras.


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

Pronto descubrí que una buena alternativa para disfrutar de la isla es recorrerla caminando. La naturaleza pura y bien preservada de esta pequeña isla cuenta con 14 municipios. Y yo no pude verlos todos. El resto me los guardo para mi siguiente viaje.

El tercer decubrimiento fue la cantidad de contrastes que la isla tiene. Hay diferencias en cada rincón: bosque, mar, playa y volcanes. Es conocida como “la Isla Bonita”. Es húmeda y verde, llena de volcanes jóvenes.


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

Quiero aclarar que La Palma, como el resto de Canarias, es una isla de origen volcánico. Es más, surgió de un volcán submarino situado a 4.000 metros bajo el nivel del mar. Además tiene una boscosa cordillera, de un verde brillante que marca el eje de la isla.

La isla se divide en dos zonas climáticas que están muy bien diferenciadas por una cadena de volcanes denominada Cumbre Vieja. En la zona sur, algunos volcanes siguen activos. La última erupción ocurrió en 1971 en el municipio de Fuencaliente. La zona norte está dominada por la Caldera de Taburiente, es una caldera submarina creada por erupciones y la erosión. Esta caldera es el mayor cráter emergido del mundo.

Mientras recorria diferentes municipios de la isla conocí a gente estupenda. Y, esto me dio la oportunidad de hacer algunas preguntas.

Imelda U: ¿El secreto mejor guardado de la isla?

Hari Moreno Leon: Yo, como secreto hablaría de algunas playas que mucha gente no conoce. Por ejemplo, la playa la veta y prois de candelaria.

Isabel M: Pues, en verdad creo que los isleños. Las personas biajan por el paisaje pero se enamoran del lugar por las personas, eso pienso yo.

Imelda U: ¿Lo mejor de la isla?

Hari Moreno Leon: Lo mejor dela isla son sus muchos lugares donde hacer sendersimo con paisajes que mesclan lo verde de la naturaleza con lo volcánico!

Isabel M: Lo mejor de la isla son las piscinas naturales del Charco Azul. A mi me encantan


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

Las municipalidades que tuve la oportunidad de visitar fueron: San Andres y Sacuces, Barlovento, Santa Cruz de la Palma, Garafía, Puntallana

Entrando en detalles sobre algunas de las ciudades y actividades para ver, empezaré por la capital. Santa Cruz de la Palma, es una ciudad pequeña pero con mucho encanto que ha sido declarada como Conjunto Histórico.

Este estatus reune todos los bienes declarados como monumentos históricos o artísticos en un determinado lugar. Es exclusivo del gobierno español y la idea es proteger los bienes culturales españoles.

Santa Cruz de La Palma tiene la segunda población más grande de la isla. Para comenzar, lo mejor es recorrer la calle Real hasta la Avenida de El Puente. Un punto importante es la Plaza de La Alameda, donde está el Barco de la Virgen. Esta es una réplica de las calaveras en las que Cristobal Colón llegó a América, y que ha sido transformada en Museo Naval.

Por otro lado, en el mirador de San Bartolo, situado en Puntallana, es posible tener unas fantásticas vistas de los barrancos de la zona. En el Cubo de la Galga se puede disfrutar de un agradable paseo por el bosque de laurisilva (bosque subtropical presente en algunas de las islas Canarias), característico de la isla.

En San Andrés y Sauces el Bosque de los Tilos y las piscinas naturales del Charco Azul son una obligación.

El punto más alto de la isla es el Roque de Los Muchachos (2.426m), uno de los lugares de mayor interés para los turistas. Allí se encuentra uno de los conjuntos de telescopios más completos del mundo -El Observatorio del Roque de los Muchachos-, pero además se contempla una fantástica panorámica del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente.

Continuando con mi lista de cosas que me marcaron durante mi visita a la Palma, puedo decir con seguridad que, aunque la isla es hermosa, lo mejor de ella es su gente. Se dice sobre sus habitantes, “los palmeros”, que nunca tienen afán y que son gente amable. Los palmeros se toman la vida sin agobios, sin prisa pero sin pausa.

Según aprendí, mientras se está de visita en la isla, hay ciertas actividades que son imprescindibles.

1. Una caminata.

2. Ver las estrellas. Es posible verlas gracias a que la isla está amparada por la ley del cielo (dedicada a protegerla de la contaminación lumínica).


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

El Observatorio del Roque de los Muchachos(ORM), tiene algunos de los telescopios más importantes del mundo. Entre ellos se destaca el Gran Telescopio de Canarias, o Grantecan, el mayor telescopio óptico de la actualidad.

3. Paseo nocturno en el casco histórico de la capital.

4. Ir a la playa.

Desde el 2006, la Palma es el primer lugar del mundo en ser declarado "Destino Turístico Sostenible”.

Me di cuenta de que es un destino ideal para los senderistas, o para todas las personas a quienes les gusta pasear entre la naturaleza. Hay más de 1000 kilómetros de senderos señalizados. Hay rutas para todos los gustos e incluso hay senderos accesibles para personas con movilidad reducida.

Barlovento, es uno de los municipios que logré visitar. Se encuentra ubicado al noreste.

Antes de que los conquistadores llegaran a la isla, se llamaba Tagaragre. La actividad ganadera daba pie a que se trabajara la tierra y la explotación agrícola aumentara. Tanto así que los cultivos de caña de azúcar, viña y cereal se fueron dando.

Pero, todo lo que aprendi durante mi viaje no fue únicamente sobre información relevante a volcanes. También aprendí que a partir del siglo XVI, las personas en La Palma tenían la posibilidad de un nuevo ingreso económico ya que existía una línea de comercio entre América y Europa.

El primer producto que impactó fue la caña de azúcar y este fue remplazado por los vinos canarios. Lo que ocurrió exactamente fue que por la producción de caña de azúcar que se generaba en América Latina, importar el producto desde la isla dejo de ser rentable.

Quiero recalcar que estos vinos provienen de tierras volcánicas y se denominan vinos de Malvasía. En el pasado fue un producto muy reconocido, cuyo comprador más importante fue Inglaterra. Pero en el siglo XIX los consumidores cambiaron de gusto y el impulso de este producto disminuyó. Sin embargo, aún hoy en día se sigue cultivando y produciendo vino de Malvasía.


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

Cambiando de tercio. El magnífico mirador de La Tosca tiene amplias vistas sobre la comarca norte de la Isla. En la antigua carretera entre Barlovento y Garafía (municpios) se encuentra la fuente de Las Mimbreras. El agua es pura y fluye sin parar. Laureles, viñátigos, palos blancos y mimbreras crecen y el suelo está cubierto por musgo.

La Villa de Garafía es un rincón estupendo. Su topografía se ve marcada por vientos alisios. Los viejos molinos hacen parte del paisaje garafiano.

La actividad económica del Municipio se centra en la agricultura y la ganadería. Pero sin duda, el turismo rural es la apuesta más novedosa.

Algo que me fascinó es que en la Villa de Garafía encontré una leyenda de amor. Leyenda que vio sus comienzos y su maduración a causa de la naturaleza que se acentúa en las cumbres.

Según cuentan, aquí se daban cita una pareja de enamorados bajo la luz de las estrellas; ella era una bella indígena de Garafía y él era de Barlovento. El amor que sentían despertó al demonio, quien creó el paredón en una sola noche con la intención de separar a los amantes.

El valiente hombre luchó y cayó hacia los abismos de La Caldera de Taburiente. Luego, el diablo quiso quedarse con la joven, pero ella se tiró al vacío para reunirse con su amado.

El Bosque de Los Tilos (San Andrés y Sauces) fue, para mí, la manera perfecta para cerrar con broche de oro este contacto con la naturaleza. Este bosque de laurisilva cuenta con un Centro de Visitantes y una zona recreativa.

Son muchas las razones por las que vale la pena pensar que La Palma puede ser un excelente destino ya que es bonita, tranquila y segura. Además, aquí es posible disfrutar de temperaturas suaves en verano y en invierno.


Foto: Hari Moreno Leon
© all rights reserved.

No importa si es diciembre, marzo, u octubre. Si buscas buen tiempo e incluso darte un baño en el mar, Las Palmas de Gran Canaria puede ser una buena opción. Tanto si quieres escapar del frío invierno, como disfrutar del cálido verano sin que el calor te agobie demasiado.

Como era de esperarse, la vida marina es abundante. Existen cinco especies diferentes de tortugas marinas, la más común es la tortuga boba que está en peligro de extinción.

En conlsuión, el archipiélago tiene mucho más que naturaleza para ofrecer a sus visitantes. Más de 12 millones de personas la visitan cada año. Un lugar con parques nacionales, comida local, vida nocturna, cielos estrellados, leyendas, carnavales, entre otros.

 


*** SOMOS LO QUE ESCRIBIMOS ***

Solkes Magazine | Web design & development: Laura Viera Abadía & Nicolás Chamás Türk | © 2016 all rights reserved.

Términos & Condiciones | Protección de datos