Las horas en Nurenberg

Por: Solkes
Traducido Por: Laura Viera A
Fotos: David Türk

Nuremberg es una ciudad de la región de Franconia, al sur de Alemania. Es la ciudad más grande de Franconia, lo cual la convierte en el centro económico, social y cultural de esta región. Está situada entre el río Pegnitz y el Danubio. Se encuentra a unos 170 kilómetros al norte de Múnich.


Photo: David Türk
© all rights reserved.

Nuremberg, es un lugar increíble. Estar ahí es una experiencia que nadie debería pasar por alto. En algunos momentos se hace difícil pasar saliva pensando en todo lo que ocurrió. Visitar esta ciudad es confrontar el pasado y aprender de los errores cometidos.

En el caso de Nuremberg, estamos hablando de las acciones y los horrores forzados por Adolf Hitler, cuyo legado a Nuremberg es una mancha.

Después de todo, Nuremberg era su ciudad favorita. Vio la ciudad como un ejemplo clásico de una ciudad rica en historia germana e imperial.

sLa ciudad se convirtió en el lugar para los concentraciones del partido nazi y posteriormente los juicios de Nuremberg. La ciudad y sus residentes pagaron un precio muy alto por la obsesión de la Alemania nazi.


Photo: David Türk
© all rights reserved.

Miles de vidas se perdieron y la ciudad entera fue destruida por las fuerzas aliadas el 2 de enero de 1945, día descrito como el "infierno en la tierra”.

Como he visto, la ciudad soporta una carga de historia bastante pesada, pero la lleva con la cabeza en alto, humildad y honestidad. Algunos de los sitios y museos más importantes de la Segunda Guerra Mundial se encuentran aquí:

Palacio de Justicia de Nuremberg: aquí se celebraron los juicios de Nuremberg de 1945. Es posible ver el tribunal 600 donde 21 criminales de guerra nazis fueron juzgados y condenados.

Campo Zepellin: un gran estadio. Fue terminado en 1933 y recibió a 6 de las reuniones más grandes del partido nazi de Hitler.

Bunker de la Segunda Guerra Mundial: un antiguo bunker transformado en una galería de arte.

Kongresshalle: la sede del Centro de Documentación del Partido Nazi (campo zepellin), que era un lugar de reunión del Tercer Reich.

Pero esta es una ciudad alemana. Con este quiero decir que de esas cenizas, los lugareños han reconstruido cuidadosamente la ciudad, ayudando a restaurar gran parte de su carácter original y el encanto medieval.


Photo: David Türk
© all rights reserved.
Caminar por las fachadas de piedra arenisca y los edificios enmarcados de madera es un símbolo del valor de la gente y un recordatorio de la resistencia, el poder del espíritu humano.

Me parece importante recalcar que el juicio más importante (juicios de nurenberg) de la Historia del siglo XX se celebrara en Núremberg fue una elección llena de simbolismo. Obvio, estos juicios debían ser llevados acabo en una de las ciudades que habian quedado en las cenizas y asi el juicio a los líderes nazis que quedaban vivos (o que no habían escapado) tendira más "peso".

Pero, como pude darme cuenta, Nuremberg es mucho más que un pasado tachado, oscuro y triste. En mi opinión, esta es una de las ciudades más subestimadas de Alemania.

Hay tanto para disfrutar de la hermosa arquitectura, grandes museos, cerveza artesanal, delicias gastronómicas y gente muy amable.

Cuando la gente piensa en Nuremberg, por lo general piensan en pan de jengibre, juguetes, Navidad o los juicios de Nuremberg.

El casco antiguo de Nuremberg, a la sombra del imponente castillo imperial, es más que eso. La ciudad está dominada por el castillo, un símbolo del poder imperial.

Iglesias góticas, espléndidas casas de los patricios, rincones y lugares románticos. En Nuremberg prevalece una atmósfera de viva coexistencia entre lo medieval y lo moderno, entre el pasado y el presente.

Es la segunda ciudad más grande de Baviera. A menudo es ensombrecida por Munich.


Photo: David Türk
© all rights reserved.

Los visitantes acuden a Nuremberg por sus mercados al aire libre, museos de clase mundial que celebran la cultura local y especialidades culinarias de salchichas y pan de jengibre.

El hecho de que haya un castillo medieval explorable y un legendario mercado de Navidad sólo endulza la visita.

La mejor manera de conseguir una sensación de Nurenberg es vagar por el Hauptmarkt, el principal mercado situado en el centro del casco antiguo.

A lo largo del año, hay stands de colores, pero la verdadera atracción tiene lugar durante cada temporada de Adviento. Se trata de Christkindlesmarkt, el famoso mercado de Navidad de Nuremberg.

El aroma de las hierbas qeu brotas de los stands donde se puede comprar el delicioso pan de gengibre (Lebkuchen), se interna en cada centimetro del ambiente.

El castillo de Nuremberg, Kaiserburg, está situado en una colina con vistas a las calles. Ha sido un símbolo de la ciudad desde la Edad Media. Hay tres secciones del complejo: la fortaleza del castillo imperial, el burgrave (sede de la administración regional medieval), y los edificios municipales de la Ciudad Imperial Libre de Nuremberg (cuando Nuremberg era una ciudad-estado).

Me encanta comer salchichas, he estado viviendo en Alemania por más de 7 años. Y, en este país, muchas ciudades tienen sus propias salchichas, incluyendo Nuremberg.

Una auténtica Nürnberger Rostbratwurst está hecha de carne de cerdo baja en grasa encerrada en una carcasa de cordero, retorcido en salchichas que miden entre 7 a 9 centímetros de largo y tiene que hacerse dentro de los límites de la ciudad.


Photo: David Türk
© all rights reserved.
Por otro lado, la mayoría de las atracciones están dentro del centro de la ciudad. Entonces, en términos de hospedaje yo recomendaría o Airbnb o un hostal en el centro de la ciudad.

Durante el mes de diciembre Nuremberg se transforma en el cuento de hadas. Sin embargo, si visitar la ciudad en esta época no es posible, la siguiente opción es septiembre durante el Volksfest de Nuremberg. Hay toneladas de paseos, biergartens (jardines de cerveza), y música tradicional bávara.

Creo que una buena manera de comenzar el fin de semana es en una cafetería en el centro de la ciudad tomar un café y comer maravillosos productos horneados. Utilizando este tiempo para relajarse.

Después, creo que es importante visitar el museo nacional germano y explorar las amplias galerías y caminar a través de la historia alemana.

Claro que, para gustos los colores. Y para los interesados en la historia Nuremberg es perfecta. La ciudad tiene una historias bastante oscura, por no decir negra azabache, se trata de las las mazmorras medievales.

Al principio en el siglo XIV, las mazmorras de la bóveda de la Alcaldía de Nuremberg se utilizaban para confinar y cuestionar a los prisioneros hasta que se pudiera realizar un juicio.

Doce celdas pequeñas y una cámara de tortura dan una sombría imagen de cómo se administraba la justicia en aquellos días.

En 1322, Nuremberg, una ciudad libre del imperio adquirió los derechos de construcción de lo que más tarde se convertiría en el Ayuntamiento gótico del monasterio de Heilsbronn.


Photo: David Türk
© all rights reserved.

Como en muchas otras ciudades de la Alta Edad Media, hasta este momento la organización de los mercados y de los suministros para la población se llevó a cabo bajo los auspicios de la Iglesia. Cuando la construcción del nuevo Ayuntamiento comenzó en 1332, los planes comprendían una instalación carcelaria porque el Ayuntamiento también sirvió como el tribunal.

Durante la construcción, debido al peligro de inundación, todo el nivel del suelo se elevó unos tres metros. Y así la antigua casa de pan, situada anteriormente en la planta baja, se transformó en un sótano, se convirtieron en las temidas mazmorras de Nuremberg.

En otras palabras, las mazmorras son un testimonio de las prácticas judiciales medievales. Al igual que muchas otras ciudades alemanas, Nuremberg utilizó formas generalmente aceptadas de procedimientos penales.

Ok, cambiando el paisaje completamente la hermosa iglesia de San Sebastián está allí para que todos los que quieran la visiten. La gente sólo necesita pagar una donación de 2 euros para sentarse y disfrutar de la música del órgano.

Fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, la iglesia fue reconstruida para imitar la estructura antes de la guerra.

Un dato que me parece realmente importante es que Nuremberg fue completamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial. Pero, los líderes de la ciudad ocultaron los planos de la ciudad en las mazmorras para protegerlos de los daños y cuando la guerra terminó, los ciudadanos votaron por reconstruir la ciudad como era antes de la guerra.

Las localizaciones del rally del desfile de Hitler todavía están ahí y proporcionan un recuerdo sombrío de los acontecimientos horribles que ocurrieron durante la Segunda Guerra Mundial. Pero, si alguien realmente quiere ademantrarse en este tema lo mejor es visitar el Centro de Documentación que despliega toda la historia del régimen de Hitler. Yo sugeriría pasar al menos 3 horas aquí para realmente ver todo.

Y, cambiando nuevamente de tercio, la temporada primaveral trae un brillo cálido a esta ciudad bávara. Los colores destellan entre el pasado turbio y el presente vibrante.

La segunda mitad de marzo ve cómo la segunda ciudad de Bavaria deja atrás el invierno. La últimas nieves se derriten lejos de la elegante Altstadt (ciudad vieja), y la primavera asume el control en el entorno frondoso.


Photo: David Türk
© all rights reserved.

En muchos sentidos, es muy diferente de su homólogo bávaro Munich. Es más barato, menos metropolitana y más histórico y pintoresco, además el bratwurst es diferente.

En general, me gustó mucho mi viaje a Nuremberg. Todas las personas que conocí fueron agradables (exepciones hay en todos lados) y fue fácil encontrar mi camino alrededor de la ciudad. Lo que más me gustó de Nuremberg es que no está lleno y hay mucha historia.

 


*** SOMOS LO QUE ESCRIBIMOS ***

Solkes Magazine | Web design & development: Laura Viera Abadía & Nicolás Chamás Türk | © 2016 all rights reserved.

Términos & Condiciones | Protección de datos